PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Los resultados de las búsquedas online fueron, desde un primer momento, una de las piezas clave en la estrategia de marketing digital de las empresas. Los consumidores empleaban herramientas como Google para localizar la información que les interesaba y para luego consumirla y se guiaban por sus recomendaciones para encontrar servicios, productos y empresas. Estar en la primera página de resultados resultaba, por tanto, crucial.

El paso del tiempo no ha hecho que esta realidad sea menos importante, sino que incluso lo ha realzado. El uso intensivo que los consumidores hacen de sus dispositivos móviles ha abierto nuevas oportunidades de búsqueda de información y ha vuelto a evidenciar la necesidad de contar con una buena estrategia de posicionamiento web.

Y, para ello, muchas empresas necesitan confiar en consultores y agencias externos que se encarguen de diseñar, implementar y ejecutar su estrategia SEO. Como ocurre con las demás patas de la estrategia de marketing, las empresas necesitan tener la certeza de que están colaborando con los mejores y que les ofrecerán los mejores resultados. Es importante, por tanto, saber qué se debe esperar de una agencia SEO y cómo debe ser el perfil de la agencia de posicionamiento web que se debe buscar.

De entrada, hay que evitar caer en la trampa de pensar que la agencia más barata será la que mejor encaje, ya que no cargará el presupuesto de marketing digital de la empresa. El refranero ya alerta de que lo barato a la larga sale caro y, en este caso, lo más probable es que una tarifa baja solo aporte parches o un trabajo muy superficial que no permitirá a la empresa lograr una mejora notable en su posicionamiento web. Como explican desde Comunicare, una agencia SEO con más de 12 años de experiencia, un precio medio de una agencia de SEO debe superar los 1.250 euros. Menos no garantizará que se trabaje en acciones off page y tampoco que se esté ofreciendo un trabajo especializado.

Los puntos que debe trabajar una agencia SEO

Pero ¿qué es exactamente lo que implica un trabajo especializado en SEO y cuáles son los puntos en los que la agencia debería centrarse? Desde Comunicare señalan cuatro elementos clave que se deben encontrar en un buen trabajo SEO.

De entrada, en el posicionamiento SEO es muy importante el desarrollo web. La agencia debe tener un claro expertise en este terreno, siendo capaz de optimizar de la forma más efectiva posible el site de la empresa a posicionar. No hay que olvidar que Google es muy exigente con lo que espera de las webs y de su rendimiento y que esos elementos influyen de forma notable en la posición que se acaba ocupando en los resultados.

Por supuesto, y siguiente punto clave, los contenidos son un elemento crucial. Esto implica no solo escribir empleando las keywords deseadas, como podía ocurrir hace unos años, sino escribir contenidos de calidad y contenidos que tenga un claro foco SEO. Tienen que ser buenos para el lector final, pero también para el algoritmo de Google.

A esto hay que añadir el trabajo off page, en el que se incluye tener una estrategia en redes sociales orientada a potenciar el SEO (Google tiene en cuenta el interés que una web o una marca despierta en los social media a la hora de tomar decisiones sobre las posiciones en los resultados de búsqueda) y otra de enlaces. Un buen estratega en SEO es también uno muy bueno en Link Building, que sabe separar el grano de la paja en lo que a enlaces se refiere.