PuroMarketing

Las compañías deben trabajar en búsquedas de voz o en locales para llegar al consumidor

Como un ave fénix, el SEO se ha convertido nuevamente en la pieza clave en la estrategia de marketing digital. Las compañías son conscientes nuevamente de su valor y de su peso y están volviendo a centrar en el posicionamiento web su estrategia. Pero ¿qué deben saber sobre esta cuestión y qué es lo que marca la agenda?

Ciertas tendencias son las que está cambiando de un modo más notable el panorama y las que más afectarán a la estrategia de las compañías. Un estudio de Moz ha perfilado cuatro puntos cruciales, que recogen en MarketingProfs, y que cambiarán el panorama a futuro del SEO, aunque en cierto modo ya lo están haciendo ahora mismo.

Los SEO deben trabajarse cada vez más como una cuestión de nichos. Esto es, además de la estrategia tradicional de posicionar contenidos, hay que centrarse también en búsquedas en condiciones específicas. Es lo que ocurre con las búsquedas locales.

También se deben trabajar y también se deben posicionar contenidos en ese terreno. Como señalan en el análisis, Google quiere ofrecer resultados que se ajusten a las necesidades específicas de los consumidores y que sean lo mejor en cada momento. Por ello, las búsquedas locales se están volviendo más y más importantes.

O lo que es lo mismo: la estructura tradicional en la que el equipo de marketing trabaja ciertas cosas y deja el SEO en manos de un experto altamente especializado ya no funciona. Por supuesto, se necesita a un especialista en SEO y este sigue siendo un profesional clave, pero al mismo tiempo el resto del equipo debe saber lo suficiente de posicionamiento. Necesitan comprender la importancia del SEO y cómo impacta en el trabajo que realizan.

Al fin y al cabo, deberán potenciar ciertas áreas y ciertos elementos para ganar en SEO, por lo que deben saber cuáles son las reglas del juego.

Google tarde o temprano volverá a poner patas arriba el mercado

Los cambios en el algoritmo de Google han tenido un impacto brutal en los resultados que logran muchas empresas. Muchos se han encumbrado gracias a una buena estrategia de SEO. Muchos han caído al abismo cuando Google ha cambiado las normas.

Como señalan en el análisis, las compañías deben ser conscientes de que esto se puede repetir y de que, de hecho, lo hará. Google va a cambiar las cosas para muchas empresas en algún momento y afectará a nuevos verticales y a nuevas áreas. La cuestión está en saber quién será el que se vea afectado.

Finalmente, los marketeros también necesitan comprender que los cambios en soportes y ámbitos de consumo de contenidos también cambiarán el ecosistemas de las búsquedas. Con las búsquedas de voz, Google tendrá que optimizar su algoritmo para ese escenario (y no solo Google: las búsquedas de voz se hacen en más escenarios) y la estrategia de SEO tendrá que cambiar para adaptarse a las nuevas necesidades. Lo que se tendrá que hacer para las búsquedas de voz será distinto que lo que posicionará en búsquedas online. Las empresas tendrán que afinar qué hacen para cada una de ellas.