PuroMarketing

Habitualmente, solo el 19% de las búsquedas vinculadas a pymes son específicas a marcas concretas

Para sobrevivir a los efectos del coronavirus, las compañías han tenido que reinventar su estrategia de marketing y ajustarla al nuevo contexto y a las nuevas preocupaciones de los consumidores. Ha cambiado el consumo de medios, las decisiones de compra y los hábitos cotidianos, lo que obliga a replantearse cómo se venden las cosas y qué elementos se emplean para conectar con los potenciales compradores de productos y servicios.

En esos cambios de estrategia y en esos ajustes para encajar con cómo el coronavirus está impactando en la estrategia de marca, las empresas deben también tener en cuenta la estrategia de SEO. Porque, aunque a primera vista pueda parecer que el coronavirus no ha cambiado nuestros hábitos de búsqueda, en realidad sí lo ha hecho.

El primer gran cambio, y no muy sorprendente, ha llegado con las palabras clave. Los consumidores están interesados por nuevos temas y por nuevos productos y eso ha apuntalado las búsquedas relacionadas con ciertos contenidos. No hay más que pensar, por ejemplo, en cómo crecieron las búsquedas de bizcochos en estos días y cómo la palabra clave se convirtió en una de las más deseadas, en una de las que todas las industrias vinculadas querían tener bien posicionados sus contenidos.

Pero ese no fue el único efecto en la estrategia de SEO: el segundo gran elemento clave están en cómo buscamos en general, un cambio además que afecta de forma notable a las marcas y a su estrategia de posicionamiento. Los consumidores no buscan productos o marcas específicas sino que están buscando categorías. Si necesitas hacer la compra desde casa, no buscarás un supermercado sino que guglearás "supermercado online", por ejemplo.

No buscamos por marcas

Un estudio acaba de dejar claro que los consumidores no están haciendo búsquedas marquistas, sino búsquedas generalizadas de categorías y quienes estén mejor posicionados se llevarán el gran premio. Eso es lo que concluye un estudio de Uberall, que aunque deja claro que las búsquedas específicas de marcas han subido las sin marca también y siguen siendo dominantes. Antes de la crisis, los consumidores ya solían buscar de ese modo.

Como explican en BizReport, no se busca DisneyWorld sino parques de atracciones familiares o destinos familiares. Durante la crisis, la situación es la misma, incluso con un aumento de las búsquedas. Los datos tienen bastante lógica, porque, como apuntan en las conclusiones del estudio, cuando empiezan una búsqueda online la abrumadora mayoría de los consumidores (un 90%) no tiene ni idea de qué marca es la que le va a interesar.

Lo habitual es que la primera palabra clave que se escribe en el buscador cuando se empieza una búsqueda no sea un nombre de marca. Buscamos, y son algunos de los ejemplos que señalan en el estudio, "cafeterías cerca", "restaurantes cercanos abiertos", "seguro de coche" o "zapatos negros de vestir para el trabajo".

Las búsquedas de marca crecen... las que no también

Durante estas semanas, las búsquedas vinculadas a marcas han crecido en un 100%. Eso es, en parte, una buena noticia para los responsables de estrategia de marca online, pero una que queda matizada por los datos de las búsquedas sin marcas. Estas han crecido en un 75%, un poco menos que las de marca pero, como partían de una situación de dominio, con resultados parecidos.

Además, no todas las categorías muestran los mismos datos y, posiblemente aquellos en los que las marcas quieren ser más relevantes son las que tienen menos búsquedas vinculadas a ellas. La categoría en la que las búsquedas de marcas son más elevadas es en la de viajes (62%) y en la que son más bajas es en los productos B2B (12%), para los que lograr posicionarse con palabras clave de categoría se convierte en mucho más importante que nunca.

Determinante para las pymes

Igualmente, los datos son especialmente importantes para las pymes (y no solo de forma específica durante estos días). El 58% de las búsquedas globales de marcas son búsquedas sin marca, pero los datos se disparan cuando se analizan los resultados de las pymes.

Solo el 19% de las búsquedas que protagonizan las pymes están vinculadas a marcas concretas. El 81% son búsquedas genéricas.