PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Los descuentos y las rebajas han sido una de las herramientas de las que las marcas y las tiendas han echado mano desde hace más tiempo y siguen siendo unas de las que más y mejor resultados ofrecen, al menos según acaba de demostrar un estudio. Los consumidores siguen siendo receptivos a ellos y siguen deseando ser seducidos con bajos precios.

De hecho, y según un estudio de BeFrugal, prácticamente todos los compradores están interesados en que las marcas les ofrezcan descuentos durante la campaña de Navidad que está en curso y muchos de ellos también lo están en que la compra suponga un aliciente para las siguientes que haga en el mismo establecimiento. Así, 9 de cada 10 consumidores señalan que están interesados tanto en ofertas específicas como en programas concretos en el punto de venta.

A los clientes les interesan los precios y les interesa el ahorro: un 68% está interesado tanto en los cupones que permiten acceder a descuentos como a los premios e incentivos a la compra que convierten lo gastado en un cupón de descuento para las próximas visitas en tienda. Estos programas han tenido una vida bastante larga (posiblemente todo consumidor recuerda a algún supermercado que convertía ya hace años las compras semanales en cheques descuento para las próximas visitas) y, como demuestra el estudio, no han pasado de moda. A los consumidores les siguen interesando los descuentos y las ofertas.

Tanto es así que los compradores están incluso dispuestos a renunciar a cosas y hábitos para conseguir las mejores ofertas: los descuentos en los productos les llevarían a rechazar algunas de las cosas que más valoran en su día a día. El análisis de BeFrugal no solo se quedó con los hechos sino que también se aplicó en las hipótesis y preguntó a los consumidores a qué estaban dispuestos a renunciar si con ello conseguirían que las marcas aplicasen descuentos y promociones.

Las respuestas son, por supuesto, de lo más variopintas, aunque demuestran la importancia que los consumidores les dan a este tipo de acciones. Un 87% aceptó que dejaría alguna cosa durante un mes solo por acceder a un descuento. En la lista de cosas dejables, había unos cuantos guilty pleasures pero también elementos recurrentes de la vida cotidiana. Así, un 52% de los encuestados dejaría de usar durante un mes las redes sociales si con eso accediese a descuentos en su marca de cabecera y un 55% no vería fútbol durante el mismo período. Un 48% estaría dispuesto a dejar el alcohol y un 47% el chocolate.

No es la primera encuesta que demuestra que los consumidores valoran muy positivamente los descuentos. Un estudio de Acquaty señalaba que los compradores están dispuestos a compartir en diferentes grados sus datos personales únicamente para poder acceder a descuentos: un 40% los ofrecería sin censuras y un 60% daría, por ejemplo, todos los datos que las marcas pudiesen querer sobre su coche. Las ofertas y los precios son, de hecho, dos de los factores decisivos a la hora de cerrar una compra, según datos de Accenture, y los cupones son un elemento clave para atraer a los consumidores.

Hábitos de consumo navideños

El estudio no solo se centró en las cuestiones relacionadas con precios y ofertas. Parece imposible hacer un estudio de mercado sobre hábitos de compra en estas fechas y no pararse a analizar qué harán los consumidores durante sus compras para las fiestas, así que el informe también incorpora algunos datos sobre los hábitos de consumo de la campaña de Navidad y la relación entre los consumidores y sus visitas a las tiendas.

La campaña de Navidad es un período estresante en el que los consumidores quieren únicamente descansar y estar con sus seres queridos, así que las marcas y las tiendas tendrán que esforzarse para luchar contra esos dos impulsos contradictorios. El 24% de los consumidores asegura que probar productos durante las compras resulta estresante durante la campaña de Navidad. Muchos son los consumidores que se quejan del estrés que generan las compras durante el período y otros estudios han destacado antes el poder que en este sentido tienen las colas, la avalancha de consumidores o, quizás, los problemas de stock. Esta realidad crea, por tanto, una ventana de oportunidad para las tiendas online.

A esta cifra y estas realidades se suma el que un 62% asegura que dedicará el tiempo extra de las vacaciones a descansar y a que la mitad asegure que lo pasará con sus seres queridos.

Fundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo