PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Aunque cada vez más usuarios utilizan Internet a diario para todo tipo de actividades, y están dispuestos a compartir datos personales sensibles -como puede ser el número de una tarjeta de crédito- para, por ejemplo, comprar online, también muestran cada vez mayor preocupación por el tema de la seguridad, y se niegan a dar sus datos a menos que sea estrictamente necesario.

De hecho, que les roben sus datos les da tanto miedo que algunos consumidores (el 18%) afirman que preferirían romperse un hueso a que hubiese una filtración de datos y su información personal -y de pago- pudiese ser robada. Así se revela en un nuevo estudio de Feedzai, donde también descubrimos que la mitad de los encuestados creen que nunca es aceptable usar los datos personales de los clientes sin pedirles antes permiso.

Como explican en BizReport, donde se hacen eco de este informe, los consumidores se han vuelto más reacios a compartir sus datos, y una buena prueba fue la polémica desatada en Estados Unidos recientemente, cuando el FBI ordenó a Apple a acceder a la información telefónica del asesino de San Bernardino. Apple se negó, algo que la mayoría de los consumidores respalda, ya que el 60% cree que las empresas nunca deben acceder a los datos de los clientes y el 29% considera que solo se debe hacer en casos de peligro para la seguridad nacional.

Como explican desde Feedzai: "Aunque los consumidores no se paran a pensar sobre la compleja estructura informática de empresas y organizaciones, o como estas gestionan los datos personales, sí se espera que estén usando las últimas tecnologías para asegurar su seguridad. Mientras la confianza en los vendedores y compañías varía de persona a persona, todas las empresas necesitan estar a la altura de las expectativas para no quebrar la confianza del cliente".

El informe también indica que los consumidores preferirían tener una terrible resaca a que su información personal fuera robada (el 44%) o que la mitad de ellos no confían en absolutamente ninguna empresa en lo que respecta a sus datos personales.

Por otro lado, menos de uno de cada cinco consumidores (el 17%) estaría dispuesto a dar a las empresas mayor acceso a la información personal almacenada en su móvil u ordenador a cambio de recibir más ofertas de marketing y mejor personalizadas.

La mayoría de usuarios dudan de que las marcas respeten la privacidad de sus datos

Este estudio viene a corroborar otros anteriores donde también se ponía de manifiesto que a los consumidores les cuesta cada vez más compartir su información, y que la confianza en las empresas también brilla por su ausencia, no tanto a la hora de hacer todo lo posible por evitar filtraciones de datos, sino más bien en el propio uso que las empresas hacen voluntariamente de los datos online.

Así, según datos de Pew Research Center, los internautas dudan tanto de los proveedores de páginas web como de buscadores y redes sociales. Así, el 76% de los consumidores no tiene confianza en que las empresas a traten sus datos web de forma privada, el 69% tampoco se siente seguro de que la información de registro en las webs y plataformas online se mantenga privada y el 66% está confuso en torno a la confidencialidad con la que tratan las compañías la información que los clientes proporcionan.

Fundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo