PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Cada vez que se produce un cambio generacional, los responsables de las marcas y de las empresas entran en una suerte de pánico intentando determinar qué querrán ahora los consumidores y cuál será la vía para conectar con ellos.

Dado que en los últimos años, además, se han producido cambios culturales abruptos con los cambios generacionales y que los nuevos consumidores no permiten reciclar nada de lo que se sabe gracias a los anteriores consumidores, la presión sobre los máximos responsables de marketing ha ido en aumento. Necesitan determinar qué es lo que funciona ahora y qué es lo que los nuevos consumidores buscan y quieren.

Los millennials obligaron a cambiar de canales de comunicación y de mensaje y la Generación Z también lo está haciendo. La crisis de los medios de comunicación tradicionales que funcionaban para conectar con esos consumidores, como es el caso de la televisión, está complicando aún más las cosas. Puede que una década atrás o década y media a los adolescentes aún se les pudiese encontrar en ciertas emisiones de la tele. Ahora, sin embargo, ese medio de comunicación ya no tiene el tirón que tenía en el pasado y el consumo ha caído. Los consumidores más jóvenes son, de hecho, quienes lideran las estadísticas de abandono de consumo de contenidos televisivos.

¿Dónde están por tanto los adolescentes? Las redes sociales parecen la respuesta casi esperable, dado que los adolescentes están dentro de la generación más conectada y dado también que ciertos nombres y servicios (como Instagram y TikTok) se han convertido en elementos de moda entre ese grupo demográfico. Las estadísticas apuntan, sin embargo, que el espacio favorito de los adolescentes es YouTube.

Instagram y YouTube

Los datos vienen del último estudio de Piper Jaffray sobre los hábitos y los intereses de los adolescentes, realizado sobre una muestra estadounidense. YouTube es su recurso favorito, en el que pasan más tiempo consumiendo contenidos. La plataforma es la que se lleva la mayor parte del tiempo de visionado de vídeos, superando a los nombres más populares del VoD. El 37% del tiempo diario de visionado de vídeos de los adolescentes está destinado a acceder a contenidos en YouTube, seguido por el 35% que pasan viendo vídeos en Netflix.

Este no es el único espacio que se lleva el tiempo de consumo de contenidos de los adolescentes. Además de en YouTube, los adolescentes también se centran en Instagram. Del engagement que los adolescentes generan con redes sociales, Instagram se lleva el 85%, superando a Snapchat y su 81%.

Las redes sociales más 'tradicionales' no se posicionan muy bien con el mercado adolescente. Twitter muestra un engagement del 40%, pero Facebook se queda muy abajo con el 31% jugando ya de hecho en la misma liga que Pinterest, una red social no tan mainstream y que llega al 25%.

Datos de consumo

Los adolescentes tienen, en total, un elevado poder de consumo. Ellos solos mueven cada año en EEUU 830.000 millones de dólares en ventas en retail. La cifra parece, de entrada, muy elevada, pero tiene un sorprendente pero. Los adolescentes son ahora más frugales que en el pasado. Sus datos de gasto son los más bajos registrados en los últimos años: son los más bajos de los últimos ocho años.

Eso sí, en la lista de gasto y en dónde comprar, los adolescentes tienen una empresa favorita. El 52% reconoce que compra en Amazon y que esa es su plataforma online favorita para comprar.

Que amen comprar en Amazon no quiere decir, por otra parte, que solo consuman online. De un modo bastante llamativo, el estudio también señala que a los adolescentes les gusta ir de tiendas.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo