PuroMarketing

Actualmente las mujeres mantiene un 'status' dominador y preferente en los medios y redes sociales debido en gran parte, al alto uso y participación activa a través de este tipo de medios, que como consecuencia las ha convertido en un blanco estratégico para muchas empresas y marcas.

A ellas les gusta 'socializarse' con amigos y familiares, compartir información e incluso asesorar y mostrar claramente sus opiniones y preferencias.

Sin embargo,  los medios de comunicación sociales son mucho más que las redes sociales tradicionales como Facebook, que a pesar de la falsa creencia, no son ni mucho menos el mejor lugar idóneo para que los vendedores y empresas conecten con este público objetivo.

Así se desprende de un nuevo estudio de investigación desarrollado por iVillage y Burke Investigación, que a través de una encuesta preguntó a las mujeres acerca de su interés y preferencias sobre las tradicionales redes sociales y las comunidades online o foros diseñados especialmente para este tipo de géneros y público.

Los resultados del estudio indican algunos aspectos y datos reveladores como que el 51% de las mujeres encuestadas prefieren las comunidades online a la hora de buscar o conocer nuevos productos, frente al 21% que para ello prefiere las redes sociales tradicionales.

También un 51% de las mujeres se decantan por las comunidades online como los lugares favoritos a la hora de confiar en la información sobre los productos y marcas, frente al 29% que se decantan por los portales especializados. Tan sólo un 14% de las mujeres encuestadas prefieren para ello las redes sociales tradicionales.

Otros de los datos mas destacados señala que el 47% de las mujeres prefieren las comunidades online a la hora de buscar ayudar para tomar sus decisiones de compra, frente al 16% de las que consideran mejor para ello las redes sociales tradicionales.

Para una gran parte de las mujeres, redes sociales como Facebook, eran vistas como servicios o herramientas menos útiles, menos fiables y más de una pérdida de tiempo.