Consultoría de Branding Personal y Reputación Online. Social Media Manager de @Ready4Social. Periodista...
PuroMarketing

Sí, lo sé, madre no hay más que una y… si es la única que lee nuestro blog, su número de visitas es imposible que aumente; la pobre no puede multiplicarse… Ella pone voluntad, aunque le cueste entender lo que escribes, lo lee con ternura y dedicación, incluso se ha atrevido alguna vez a dejar un comentario, pero, lamentándolo mucho, todos sus esfuerzos son en vano. Tienes que proponértelo en serio: o mejoras la calidad de tus contenidos, o difícilmente conseguirán tener relevancia alguna vez… Dáles vida propia, cual Gepeto en su taller, cuando de sus manos nació Pinocho; haz que tus artículos por sí mismos consigan enganchar a los usuarios:

El título, principal punto de partida. Merece la pena que dediques unos minutos a un título realmente demoledor. Tienes una única bala en la recámara, si no aciertas el tiro y das en el corazón del lector, ya lo has perdido. Puedes inspirarte en frases hechas o hacer un guiño al lector jugando con títulos de películas; por ejemplo "El Community Manager: la mano que mece la cuna". Las enumeraciones siempre funcionan y especialmente aquellas que aportan una solución a un problema concreto; como puede ser el título de este post. Plantéate por qué estás leyendo este artículo, si te has sentido aludido.

Elige bien el tema. Por un lado, es interesante que escojas una materia de cierta actualidad y relevancia, de este modo ya tendrás de tu parte el interés sobre el mismo. Por otro, escribe sobre lo que conoces. No te hagas el experto si realmente no dominas la materia; si no vas a ser capaz de defenderlo, es preferible que te olvides de ese tema en cuestión. Si te decides a tratarlo, te recomiendo que seas muy cuidadoso con los datos que vayas a emplear. Tienes que dar una información completa y útil. Ayúdate de fuentes de referencia, enriquece tu contenido e ilústralo con ejemplos.

Lee e investiga habitualmente, documéntate antes de lanzarte a escribir. Llegado el caso, no temas generar controversia, plantear un punto de vista diferente, es un bueno modo de conseguir notoriedad y hacerte un hueco en este mundo tan saturado. Incluye en tu relato vivencias personales y tu experiencia profesional. Recuerda que tienes que aportar un valor diferencial. En definitiva se trata de aportar valor, si no vas a decir nada nuevo, estás más guapo callado.

Cuida el lenguaje, facilita la lectura. Ten en cuenta que a diario se publica mucho contenido online, por lo que tienes que diferenciarte, ¿por qué tienen que leer lo que tú escribes? Utiliza frases cortas, recurre a tiempos verbales sencillos, que aporten dinamismo e inciten a la acción. Si hablas en segunda persona, conseguirás llamar la atención del lector, inconscientemente se sentirá más atraído por tu mensaje. Escribe tal cual te expresas, haz que el lenguaje fluya entre tus dedos. Deja aire entre frase y frase, permite al lector respirar e ir interiorizando tu mensaje; que se sienta identificado con lo que escribes. Tienes que conseguir que saboree cada palabra, mientras asimila lo que le estás diciendo; que se deleite con tus giros verbales y juegos de palabras… además, si consigues sacarle una sonrisa, te lo habrás ganado

Es de vital transcendencia que elijas cuidadosamente el horario de publicación. Por norma, si publicas a primera hora de la mañana, alargarás la vida útil de tu post. Tendrás muchas más posibilidades de ampliar su cobertura, que si lo haces a última hora de la tarde. Los fines de semana la audiencia es mucho menor, evita lanzar tu contenido estos días.Puedes aprovechar, sin embargo, para relanzar tu mensaje, aprovechando que la competencia también disminuye, e incluso para publicar un recopilatorio semanal.

Proclama tu contenido a los cuatro vientos. Compártelo, fomenta su viralidad. Insértalo hasta en tu firma de correo si hace falta, pero menciónalo, difúndelo, tanto como puedas En palabras de Lee Odden "El contenido no es bueno hasta que no se comparte" aplícate esta gran verdad.

Alimenta tu blog con comentarios, no dudes en pídelos directamente. Son una rica fuente que puede sugerirte nuevos temas, facilitar tu reputación online y ayudarte a generar comunidad. Para dar ejemplo, te pido que me digas qué te ha parecido este post, complétalo con tus sugerencias e incluso compártelo, si te ha parecido interesante. También me vendría bien que propusieras algún tema que te gustaría tratar en este espacio. Adelante, tienes la palabra.

Consultoría de Branding Personal y Reputación Online. Social Media Manager de @Ready4Social. Periodista...