PuroMarketing

El blog es una pieza clave dentro de la estrategia de contenidos de toda marca o profesional que quiera aumentar su notoriedad online. Se trata de un medio que requiere esfuerzo y dedicación, bienes escasos que conviene optimizar.

Muchas son las dudas que nos asaltan sobre cuál es el momento idóneo para lanzar nuestro último post, con qué frecuencia publicar, o incluso en qué redes sociales conviene promocionarlo. Para ayudarnos a optimizar la estrategia, el informe de TrackMaven nos aporta datos útiles, en base al análisis de más de 1,16 millones de posts, registrados en 4.618 blogs de diversa temática:

¿Cuál es el mejor día para publicar?

La gran mayoría de los posts analizados (87%) fueron publicados en días laborables, siendo martes y miércoles los días preferidos para ello. Sin embargo, no conviene despreciar el potencial de los fines de semana, especialmente por la elevada tasa de interacciones sociales registradas.

Según el informe, denominado Colossal Content Marketing Report, el 13% de los posts fueron publicados en estos días no laborables; y obtuvieron una respuesta social mayor a la media. 

Mención especial merece el sábado, día en el que únicamente el vio la luz el 6,3% de los artículos analizados. En cambio, estos posts obtuvieron hasta un 18% del total de los shares.

¿Y la mejor hora?

En cuanto a la hora más adecuada para conseguir relevancia para nuestro blog, el estudio refleja que los envíos comienzan a producirse a partir de las 9 de la mañana y se dilatan hasta las 6 de la tarde, siendo la franja horaria más concurrida la que se sitúa en torno a las 11 y 12 de la mañana. La gráfica muestra un notable descenso a partir de las 6 de la tarde, aunque se produce un repunte ya de madrugada, durante las primeras horas del día siguiente.

Por su parte, el horario de las interacciones sociales no coincide con los puntos álgidos de la publicación, sino que se reflejan en horas fuera de la jornada laboral. La actividad en las redes sociales comienza a partir de las 9 de la noche, y alcanza su máximo esplendor entre las 10 y las 11 de la noche. Asimismo, se evidencian ligeros picos entre las 4 y 6 de la madrugada y durante las 7 y 8 de la tarde.

¿Qué longitud deben tener los títulos de los posts?

El estudio analiza asimismo la longitud ideal de los títulos de los artículos. estableciendo la media en torno a los 40 caracteres. En cambio, aquellos que son un poco más largos, con ata 60 caracteres, fueron capaces de generar más impacto en los Social Media que el resto. A partir de estos 60 caracteres, las interacciones comienzan a descender.

El informe recomienda el uso de la capitalización en cada una de las palabras que incluyen estos títulos. Esta forma de dar relevancia visual a las palabras también se saldó con mayores menciones sociales.

Otros detalles interesantes a tener en cuenta a la hora de redactar un título es el de utilizar las interrogaciones. Pese a que el 95% de los artículos no las utiliza, aquellos que sí apostaron por las cuestiones consiguieron duplicar la tasa de shares. En cambio, duplicar supondría dividir esta respuesta.

Asimismo, los signos de exclamación tampoco abundan en los titulares (3%); lo cual es bastante lógico, si apreciamos que aquellos títulos que incluían hasta 3 de estos signos no obtuvieron apenas repercusión en los Social Media.

¿Qué redes sociales son más efectivas a la hora de viralizar el contenido?

Los datos denotan la influencia de Facebook a la hora de compartir y destacar el contenido de los blogs. En cambio, Twitter es, de lejos, la plataforma ideal para difundir los artículos. Según el informe, el 38,6% de los shares se registran a través de la plataforma del pajarito azul, mientras que Facebook únicamente consigue acaparar poco más de una cuarta parte (26,7%). Sin embargo, conviene añadir que Facebook cuenta con otro as en la manga, y se sirve de su gran masa de usuarios para cosechar ingentes cantidades de Likes (33,8%) en el entramado 2.0. Sin embargo, Linkedin y Pinterest apenas tienen cierta representatividad en cuanto a la difusión de contenido. Entre las 2 no consiguen llegar al 1%.