PuroMarketing

Los millennials reconocen la influencia de la publicidad digital en sus decisiones de compra; sin embargo, tampoco hacen ascos a los anuncios tradicionales, especialmente en el caso de la televisión.

Según el estudio realizado por Adroit digital, el 36% apuesta por los anuncios online, aunque un 28% considera que la publicidad en ambos medios es igual de efectiva, mientras que un 17% considera que ambos obtendrían mayores resultados si combinaran sus esfuerzos.

A la hora de valorar qué tipo de publicidad es la que más les influye, el 70% de los jóvenes de entre 18 y 33 años reconoció su predilección por la televisión, mientras que le siguen muy de cerca los anuncios en medios sociales (60%). En este ranking de influencia elaborado por esta generación de consumidores, los anuncios de display (42%), vídeo online (39%) y para móviles (33%) destacan frente al resto de medios tradicionales, como las revistas (31%) o la radio (21%).

Los encuestados admiten la importancia de la publicidad digital en la toma de decisiones. Sin embargo, ello no implica que este tipo de anuncios siempre consigan el impacto. Su principal reto es el de captar la atención del público objetivo. Según mostraba a principios de año el informe de Harris Interactive, los jóvenes de la generación millennial eran mucho más propensos a ignorar la publicidad online, bien sea en forma de banners (51%), redes sociales (45%) e incluso anuncios en buscadores (41%), antes que la publicidad en televisión (23%). Un resultado que se agudiza en el caso de las mujeres. 

Por ello, la clave para la efectividad de la publicidad digital reside en su relevancia, creatividad y orientación. Máxime cuando los anuncios online se consideran especialmente molestos, con más frecuencia de la deseada. Los datos aportados este mismo mes por Infomentum indicaban que aquellos especialmente adeptos a la tecnología y plenamente conectados, están hartos de determinados tipos de anuncios, hasta el punto de considerarlos irritantes.

El 30% de ellos afirmó que la publicidad online le resultaba frustrante, mientras que un 83,5% mostró su intolerancia ante ciertos tipos concretos de anuncios, como los pop ups y los anuncios de vídeo que se reproducen automáticamente; formatos que calificaron como irritantes.