PuroMarketing

Todos sabemos lo que es el product placement, la tan manida técnica de insertar productos o sencillamente el logo de una marca en una escena de una serie o película.

Los anunciantes han lidiado con los realizadores durante años para encontrar el momento justo, o el lugar idóneo donde colocar el elemento publicitario de rigor, sin que por ello se altere el transcurso de la acción. Un logro que en ocasiones resulta de lo más elegante y sutil, mientras que en otras es una total aberración.

Pues bien, estas inserciones publicitarias siempre se han realizado conjuntamente con la producción del contenido audiovisual. Pero esto no tiene por qué seguir siendo así, sino que ya existen ejemplos de product placement insertados a posteriori, incluso con varios años de diferencia.

Ésta es una práctica que está comenzando a desarrollar Vevo, la plataforma de distribución de vídeos musicales, conjuntamente con Mirriad, la agencia de publicidad. Según su acuerdo, la agencia comenzará a insertar estos elementos publicitarios en videoclips que ya existen en el mercado.

Se trata de una práctica sin duda curiosa, aunque no descabellada. A partir de ahora, los videoclips de hace años podrían incluir product placement de marcas que en su momento ni siquiera existían, aprovechando la demanda que ese contenido todavía registra, por parte del público.

Solo cabe esperar que, a la hora de realizar estas inserciones publicitarias, los publicistas cuiden mucho todos los detalles, en aras de preservar la calidad de las producciones.