PuroMarketing

Google ha puesto en marcha su nueva estrategia publicitaria, por todo lo alto, como no podría ser de otro modo. La empresa tecnológica estrena esta temporada navideña y con derechos exclusivos, la pantalla publicitaria más grande del mundo, instalada en la famosa avenida de Times Square.

Una pantalla cuyas dimensiones gigantescas se aproximan al ancho de un campo de fútbol (100 metros), y el alto de un edificio de 8 plantas (23 metros), y que cuenta con una resolución de 24 millones de pixeles. Se trata de la fachada del hotel Marriot Marquis, en Time Square (Nueva York); un edificio que ocupa toda una manzana, y por el que se calcula que a diario pasan 300.000 personas.

Google mantendrá su campaña hasta el día de Año Nuevo. No se ha dado a conocer el importe de la contratación, aunque se estima que el alquiler publicitario de esta pantalla tiene un coste mensual de más de 2,5 millones de dólares. Una cifra que le posiciona como uno de los soportes de publicidad exterior más caros del mercado.

La publicidad exterior no tiene por qué ser estática

Para causar un mayor impacto en los consumidores y viandantes, Google quiere implicarles de forma interactiva en los diferentes anuncios, juegos y propuestas que se proyectarán en esta gigantesca pantalla. Las personas de a pie, podrán aparecer como protagonistas, utilizando la app "Androidify", que les permite crear sus propios avatares personalizados de la mascota de Android y compartirla en las distintas plataformas sociales, además de poder proyectar sus creaciones sobre esta gigantesca pantalla.

Por su parte, junto con publicidad sobre sus productos, Google también quiere mostrar su compromiso con las causas sociales a través de su publicidad, cediendo parte del tiempo contratado a organizaciones sin ánimo de lucro, como WWF, o Charity Water.

Sin duda, Google ha encontrado el momento más especial y oportuno para hacer acto de presencia en Times Square. Con el honor de estrenar una valla de descomunales dimensiones, en la época más importante para las ventas.