Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Autónoma de Madrid y en Comunicación...
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

"Felicidad, qué bonito nombre tienes", dice la canción. Y es que cada vez es más frecuente que las grandes firmas se suban al carro de la felicidad para presentar anuncios y campañas publicitarias. Desconociendo las fórmulas de sabios psicoanalistas, ser feliz está de moda, y parece ser que 2015 será el año que las marcas nos digan que podemos ser felices gracias a sus productos.

Sin ir más lejos, la felicidad ya es una asignatura. Colegios británicos imparten a sus alumnos clases para sentirse bien, porque no quieren ser fábricas de examinar. Profesores especializados promueven debates sobre las emociones, se fijan objetivos vitales positivos y se enseña a sobrellevar la tensión del día a día. Simplemente se trata de enseñar al niño a vivir.

¿Qué enseña la publicidad al consumidor?

Según "The Pursuit of Happiness", el último estudio de la red de agencias ZenithOptimedia esta tendencia se está percibiendo en las empresas que intentan conectar -sobre todo- con los jóvenes al mostrarles que la felicidad está muy cerca. Si a un consumidor novel se le muestra una marca y ésta le ofrece una experiencia que pueda disfrutar, la compañía conseguirá que el usuario use sus productos en su búsqueda de la felicidad.

Llegar al corazón de tu público objetivo significa no tener que competir en precio o funcionalidad. Este "marketing de la felicidad" busca asociar los productos de una empresa con ese estado de ánimo que todos deseamos.

El hecho de comprar nos activa. No importa qué. Para el consumidor es una válvula de escape y la publicidad lo aprovecha. Los anuncios ya no solo aprovechan épocas tiernas como la Navidad para emocionar en un ambiente más propenso al optimismo, sino que intentan llegar al corazón del público en cualquier momento para llevarles a la acción -de comprar un producto o contratar un servicio- a través de sus sentimientos. Los mensajes publicitarios transmiten bienestar, aun con el riesgo de caer en la sensiblería, y es ahí donde tienen que jugar las campañas de marketing, ya que la felicidad es un atributo de marca indispensable, tal y como refleja el estudio.

Se espera un buen año para la publicidad, en España y a nivel internacional. La economía, dentro de esa nueva dimensión a la que se ha visto abocada, crecerá de nuevo, aunque lo más probable es que tarde más de quince años en recuperar el tamaño que tenía en 2007. Mientras tanto, a ser felices, que es gratis.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo