PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

¿Tiene la televisión los días contados? A la vista de los resultados que está obteniendo el vídeo digital, tanto en lo relativo a la cantidad de personas que reproducen estos contenidos y tiempo de exposición de los mismos como en la cantidad de inversión publicitaria que están registrando, lo cierto es que la hegemonía de la pequeña pantalla para las marcas tiene visos de desaparecer.

De hecho, estas ya han vaticinado una fecha concreta, el año 2020. Y es que según los últimos datos publicados por el Interactive Advertising Bureau (IAB) más de dos tercios de las marcas y empresas anunciantes, consideran que el vídeo será tan importante como la televisión en los próximos cinco años, a pesar de que en la actualidad los anunciantes apuesten más por invertir en publicidad a través de la televisión que mediante el soporte que configura el vídeo digital (en concreto, un 75% optaron por la primera opción).

Una situación de liderazgo que, sin embargo, no tiene visos de continuar. Ello se debe a que las reproducciones que acumulan los vídeos digitales están aumentando a un ritmo mayor que la atención que concentran los usuarios y el tiempo que estos pasan ante la televisión tradicional. Así, según subraya el IAB, durante el primer trimestre del año, la audiencia que registró el vídeo digital se vio incrementada un 32%, algo que no se produjo sino al contrario en el caso de la audiencia televisiva, que en cualquiera de sus formatos representó una retroceso del 4%.

Este giro en el comportamiento de los usuarios ha influido, y mucho, en la actitud de las marcas a la hora de anunciarse a través de los nuevos soportes publicitarios, como el que el vídeo digital constituye. Así, según datos de esta investigación, el 67% de las agencias de marketing y vendedores en la actualidad se encuentran traspasando partidas presupuestarias de la televisión a la publicidad en vídeo digital.

De hecho, las empresas encuestadas en este estudio reconocieron encontrarse particularmente interesados en el vídeo digital y la programación original que este contiene. Una actitud que se confirma a través de su participación en el gasto de vídeo digital, que se mantiene constante y en ascenso desde hace tres años, siendo este del 34% en 2013 y del 40% el presente ejercicio.

Los retos del vídeo online

Sin embargo, el informe llevado a cabo por el IAB también muestra los principales retos a los que se enfrenta el vídeo digital como soporte publicitario, los cuales las marcas y los anunciantes tienen en cuenta. Así, los anunciantes sostienen que antes de realizar una campaña a través del vídeo digital contarán con la ayuda de profesionales que les constaten la eficacia del contenido que se va a difundir, especialmente en el potencial y repercusión de este en lo que respecta a la generación de ventas y reconocimiento de marca.

Del mismo modo, se centrarán en el análisis estadístico de la repercusión de estos contenidos, un reto para ellas pues el vídeo digital se caracteriza por la falta de análisis, especialmente en lo relativo al retorno de la inversión, frente a otros medios de comunicación, como es el caso de la televisión. Asimismo, las marcas también mostraron su preocupación ante el precio que suponían estas nuevas campañas, factor de desafío que desde el IAB restaron importancia dado el auge de este formato y las posibilidades que el vídeo online reporta a los anunciantes tanto en el corto como en el largo plazo.

Avance de la publicidad online

El aumento de la inversión publicitaria online se encuentra dentro del boom que está experimentando Internet como soporte de inversión online de las marcas y los anunciantes. Así, según publicó recientemente esta misma institución, la inversión de 2014 de las marcas y las empresas en Internet superó solo en Estados Unidos la friolera cantidad de 49,5 mil millones de dólares.

La cantidad supone un 75% del total de la inversión en televisión, si se tiene en cuenta tanto la inversión en publicidad en televisión abierta (40.000 mil millones de dólares) como en televisión de cable (25.000 mil millones de dólares). Y una situación que actúa como espejo en el resto de países, donde el auge de la inversión publicitaria online es un hecho, por lo que no ha de extrañar a nadie que el vídeo digital corra la misma suerte.

be beyondFundación GalaESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo