PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Cada vez la publicidad goza de menor aceptación, y una buena prueba de ello es el auge del uso de bloqueadores de anuncios, que evitan que esos "molestos" mensajes interrumpan la experiencia online del consumidor. Pero aunque está muy de moda hablar sobre el ad blocking (y sus consecuencias), no solo en el ordenador evitamos los anuncios, también lo hacemos en televisión, radio o móvil.

Así lo revela un estudio internacional de BuzzCity, que analizó la relación de 3000 consumidores de 17 países diferentes con los anuncios, así como las diferentes formas de evitarlos tanto online como offline. La conclusión es que el consumidor ha establecido una relación de amor-odio con la publicidad, y aunque considera que, en general, los anuncios son informativos y pueden ayudar a ahorrar, uno de cada tres afirma ignorar la mayoría de los anuncios (y lo que es más significativo es que en solo un año el porcentaje aumentó del 27 al 34%).

Además, un 22% considera que la publicidad no es relevante para ellos y un 21% que la mayoría es engañosa. Aún así, solo el 27% dice no recurrir nunca la publicidad para tomar una decisión de compra (con un 33% que la usa con frecuencia para este fin).

Internet (27%), video online (23%) y televisión (23%) son los canales en los que los usuarios dicen prestar más atención a los anuncios y, consecuentemente, se consideran también los más influyentes para el marketing. Al mismo tiempo, son los que puntúan como más invasivos en su publicidad.

¿Y qué es lo que más molesta a los consumidores de los anuncios? Para muchos, el principal problema es la cantidad, ya que el 36% de los encuestados se quejan de que hay demasiados anuncios, y el 30% de que están hartos de ver el mismo anuncio una y otra vez. El 29% considera simplemente que los anuncios son molestos por sí mismos, y el 26% que son una pérdida de tiempo.

Como respuesta a esa realidad, muchos consumidores toman medidas y deciden evitar activamente los anuncios. Una forma son los bloqueadores de publicidad online, herramienta usada por el 25% de los encuestados, pero no es la única forma de ignorar los anuncios. Casi un tercio (un 30%) opta por algo mucho más tradicional como cambiar de canal (en tele y radio) cuando hay anuncios. Un 28% se ha decantado por la tele de pago precisamente para evitar la publicidad y un 24% borra directamente todos los emails promocionales que le llegan. Un amplio 26% bloquea los anuncios pop-up, algo que, según el informe, puede llevar a la pérdida de información de valor, ya que muchas marcas los aprovechan para dar información importante sin interrumpir la experiencia del internauta.

El CEO de BuzzCity explica para BizReport que en esta era de publicidad ubicua, muchos consumidores responden tratando de filtrar, de diferentes maneras, los anuncios que desean ver o escuchar: "Evitar los anuncios no es un fenómeno nuevo. Sin embargo, con un consumidor cada vez más sagaz, las marcas necesitan hallar formas de contrarrestar la tendencia, tratando a sus audiencias como individuos y segmentando los anuncios de forma más atenta".

El bloqueo de la publicidad online sigue creciendo

Aunque ignorar anuncios no es nada nuevo, sí lo es el haber hallado formas de evitarlos por completo online. El bloqueo de anuncios es una práctica cada vez más habitual, especialmente entre los jóvenes, y una reciente encuesta de Moz y Fractl elevaba hasta el 63% el porcentaje de millennials americanos que estaría usando bloqueadores de anuncios (entre el resto de población "solo" un 58% bloquearía anuncios).

Ese informe también aclaraba que si no se usan más soluciones ad-blocking es, básicamente, por pereza o desconocimiento, y que era previsible que su uso se disparase durante los próximos años. La contrapartida es que esos consumidores que bloquean anuncios están más dispuestos a comprar contenidos online y, especialmente, a pagar por una experiencia libre de publicidad.

ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo