PuroMarketing

Los miembros de la Generación Z son los que mejores datos de recuerdo muestran, por muy poco tiempo que hayan visto el mensaje de la marca
¿Cuál es la generación de consumidores que mejor recuerda los anuncios publicitarios?

En la carrera por conectar con los consumidores y por hacerles llegar los mensajes de la publicidad, los responsables de las marcas deben enfrentarse a muchos retos.

Primero, está el de ser capaces de llamar la atención por encima de todo el ruido que rodea a los consumidores. Además de los mensajes de otras marcas, también deben enfrentarse a todos los contenidos que están intentando atrapar a los consumidores. Después, está el intentar conectar con ellos. No se trata solo de que reciban el mensaje, sino también de que este les llegue. Y, finalmente, está la cuestión de intentar que el mensaje cale, que los consumidores lo recuerden.

Pero lograr que un anuncio y un mensaje de marca se quede en la memoria del consumidor no es fácil. La neurociencia ha dado algunas claves para comprender qué hace que unos funcionen y otros no, el buen storytelling se ha convertido en una buena vía para asentar recuerdos y comprender qué diferencia y qué une a los consumidores es una manera de saber qué diseñar y cómo para conectar con los receptores.

Al fin y al cabo, no todos los consumidores son iguales y la estrategia se debe ajustar a aquello que los hace diferentes si quiere llegar a todos los nichos de mercado. En este terreno, es en el que cabría preguntarse si todas las generaciones de consumidores son igualmente receptivas a los mensajes de las marcas y si todas los recuerdan con igual intensidad.

Posiblemente, por defecto, damos por sentado que los consumidores de más edad son los que mejor se acuerdan de los anuncios. Suelen estar rodeados de menos mensajes y de menos ruido y son, además, quienes recuerdan más campañas del pasado. De hecho, seguramente muchas marcas tengan esa percepción de que ahora los consumidores 'no recuerdan los anuncios como antes'. Sin embargo, y como acaba de demostrar un estudio, esa no es exactamente la realidad.

Como acaba de demostrar un estudio de Kantar Media para Snap con una muestra de consumidores de varios países repartidos por el globo, los consumidores que mejor recuerdan los anuncios son los más jóvenes. A pesar de que a medida que se baja en la franja de edad va cayendo la ventana de atención de los consumidores (un adolescente nos dará menos tiempo que un baby boomer antes de pasar a otra cosa), los miembros de la Generación Z son quienes mejor se acuerdan de los anuncios.

Más recuerdo publicitario en los Z

El estudio ha demostrado que son quienes muestran un mejor recuerdo publicitario, comparando sus datos con los millennials y con la Generación X. Lo son, además y de forma especial, cuando lo que se está analizando es el resultado que generan los anuncios en vídeo que se pueden saltar (y que solo tienen un impacto de segundos).

Con ello, se demuestra que, aunque los adolescentes son quienes pasan menos tiempo con los contenidos de marca si pueden, son quienes recuerdan mucho mejor lo que la marca quería decirles.

Así, el 59% de los Z recordaba el mensaje publicitario de forma correcta, frente al 57% de los millennials (un porcentaje muy cercano) y el 47% de los miembros de la Generación X. El estudio reparte las franjas de edad poniendo a los Z como de 13 a 24 años, los millennials de 25 a 39 y los X como los mayores de 40 años.

En vídeo, el 55% de los Z recordaba la marca tras ver un anuncio saltable en vídeo durante dos segundos. Superaban a los millennials (46%) pero también a los X y a los baby boomers (26%).

Procesan más rápido la información

Por ello, y como señala uno de los responsable del estudio y recoge Warc, el estudio está mostrando que en realidad debemos asumir que los consumidores más jóvenes ven las cosas de un modo distinto. Es decir, son mucho más rápidos a la hora de procesar la información de lo que lo son las generaciones de más edad y de lo que los anunciantes asumían.

Viven en un mundo en el que todo va muy rápido y se han convertido en capaces de gestionar la información que fluye a esa velocidad.