PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcasUna campaña en la que la modelo inglesa Kate Moss vende una máscara de pestañas de la marca Rimmel fue considerada engañosa este miércoles en el Reino Unido porque la agencia que realizó el anunció no ha podido probar que la modelo no llevaba pestañas postizas, según la autoridad de control de la publicidad británica (ASA).

La ASA también ha criticado a la agencia contratada por Rimmel (filial del grupo estadounidense Coty) por haber retocado la imagen de las pestañas de la famosa modelo, sin poder precisar en qué medida su apariencia se encontraba modificada.

Esta campaña para la máscara "Magnif"Eyes" prometía aumentar en un 70% la longitud de las pestañas de las compradoras, dándoles una mirada que haría "parar a los coches" a su paso.

La ASA ha concluido que este anuncio "puede haber exagerado los beneficios de este producto y es susceptible de engañar a los consumidores", prohibiendo la difusión del anuncio tal como está actualmente.

No es la primera vez que el organismo que vigila la publicidad en Gran Bretaña critica las campañas de prestigiosas marcas de cosméticos, culpándolas de haber exagerado el efecto de sus productos de maquillaje.

El gigante francés de la cosmética L"Oréal ya había sido condenado en julio por la ASA por publicidad engañosa, ya que la actriz española Penélope Cruz llevaba unas pestañas falsas en una publicidad de su máscara "Telescopic". L"Oréal admitió entonces que la actriz española llevaba "algunas" pestañas falsas en la publicidad

fuente: AFP

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo