PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

El último informe de Gartner muestra un futuro prometedor para el negocio de las aplicaciones móviles. Según sus estimaciones, se espera que en 2017 se hayan producido más de 268 mil millones de descargas, lo que se traducirá en 77 mil millones de dólares. 

La generalización del uso de las aplicaciones móviles implica, además, la transmisión de datos de los usuarios de forma continuada a través de las diversas utilidades y servicios. Una información que no solo circulará en smartphones y tabletas, sino que saltará a otros dispositivos inteligentes, como por ejemplo los coches.

Pero no conviene perder el norte, el verdadero valor de las aplicaciones móviles no está en su precio de descarga, sino en la riqueza de la información que aportan, y su utilidad como herramienta para conectar con el público objetivo en el plano más privado. De ahí que esta misma fuente también indicara que menos del 0,01% de estas aplicaciones móviles será realmente un negocio rentable para sus desarrolladores en 2018. 

Por tanto, la estrategia del negocio de las aplicaciones móviles ha de versar en torno a su papel como canal de comunicación directa con el cliente, un medio hacia la fidelización. Aquí es donde las marcas tienen mucho que decir, y han de ser conscientes de la oportunidad que tienen ante sus ojos. Los usuarios son cada día más móviles, y prefieren hacer uso de las apps antes que visitar los sitios optimizados para estas pequeñas pantallas. Una actividad que irá in crescendo en los próximos años, y con ello la calidad y cantidad de los datos de los que las marcas podrán disponer. 

La era del Big Data no ha hecho más que empezar. Las marcas se enfrentan a la necesidad de recabar adecuadamente la información que los usuarios les ofrecen, y ser capaces de analizar, con el fin de extraer conclusiones que les ayuden a mejorar la experiencia de usuario y satisfacer con creces sus necesidades. De este modo, estarán en disposición de ofrecer experiencias personalizadas, en base al histórico online del usuario, y sus preferencias. Todo en la palma de su mano. Un hecho en el que coincide el estudio de Forbes Insights y Adobe, donde se revela además que el 83% de las empresas ya utiliza las apps como vía para mejorar la comunicación con sus clientes, ejerciendo asimismo como canal de atención al cliente propiamente dicha (79%).

Como podemos observar, el desarrollo las aplicaciones móviles pasa por su aplicación a la gestión integral del cliente, convirtiéndose en una herramienta imprescindible para empresas y marcas.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo