PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Los escándalos por privacidad (con el caso Cambridge Analytica como elemento más destacado) han pasado factura a la reputación de Facebook, que ha visto como sus usuarios ven a la red social con ojos cada vez más críticos. Lo cierto es, sin embargo, que el desencanto de los usuarios de Facebook no viene solo de ahí y tiene raíces mucho más complejas.

Facebook, aunque sigue creciendo en números de usuarios totales, ha visto como perdía tirón entre los usuarios más jóvenes. Adolescentes y millennials (y especialmente los primeros) ya no ven a la red social como un entorno cool y deseable, en el que proyectar su imagen personal. El tirón de las redes sociales más novedosas, como es el caso de Instagram, ha acabado impactando en las cifras de uso y de permanencia en Facebook.

Y ahora, a esos indicadores que señalaban cómo Facebook estaba pasando un momento complejo, se suman otros datos relevantes que indican un cambio de percepción. Si hace unos años los internautas no podían vivir sin la red social, ahora ven más que factible la supervivencia. De hecho, la percepción de la aplicación móvil de la red social lo demuestra. La app de Facebook ha dejado de ser una de esas apps indispensables.

Eso es lo que ha concluido un estudio de AudienceProject, que ha analizado el comportamiento y las percepciones de los usuarios de dispositivos móviles partiendo de una muestra de consumidores de siete países (Estados Unidos y varios países europeos). La conclusión del estudio apunta que Facebook ha entrado en declive como app más importante que tener en el móvil.

La cantidad de consumidores que la ven como indispensable han caído en picado en los últimos años. Se puede ver viendo casos concretos. En Estados Unidos, el 21% de los consumidores la ve como indispensable, frente al 26% que la veía como tal en 2017. En Reino Unido el cambio ha sido el de pasar del 32% al 23%, en Dinamarca del 30 al 24% y en Suecia del 22 al 13%.

Los responsables del estudio apuntan, además, que la tendencia es mucho más acusada entre las franjas de consumidores más jóvenes. Cuantos menos años tengas, menos verán a Facebook como indispensable entre las apps de tu móvil.

Facebook baja, Instagram sube

"Aunque todavía resulta indispensable para algunos, la importancia de Facebook ha declinado de un modo significativo en todos los mercados", señala Rune Werliin, chief product officer en AudienceProject, añadiendo que "en cambio, vemos ahora a las apps de mensajería instantánea y de compartir contenidos visuales posicionándose en el centro".

Y eso es una buena noticia para Facebook, al menos para Facebook como empresa. Porque mientras Facebook como marca y como red social pierde tirón, quienes lo ganan son servicios de su propiedad. En la lista de lo indispensable se están asentando Instagram y Whatsapp, que están subiendo posiciones en las listas de las apps más importantes para los usuarios y que lo hacen además más - especialmente la primera - entre los consumidores más jóvenes.

A Facebook, quizás, no le quede más remedio que ajustar qué vende y cómo si quiere seguir siendo relevante en el futuro.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo