PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Hasta ahora hemos vivido la cultura comercial del "win to win", es decir, yo te doy algo que te interesa a cambio de un precio que a mi me interesa y los dos contentos. Esta sencilla cultura del trueque de toda la vida se enfrenta actualmente a dos hechos trascendentales que la obligan a evolucionar:


  • Cada vez somos más conscientes de que las consecuencias del "win to win" de los demás, también nos afectan de una u otra manera a nosotros, ya que vivimos en el mismo planeta finito y en la misma sociedad globalizada e interconectada.
  • Los usuarios ya están totalmente saturados de información, no se creen los mensajes de las marcas comerciales y se muestran cada vez más ciegos y sordos a sus promesas en formato publicitario, por lo que acaban siendo cada vez más infieles y realizando sus "win to win", simplemente con el mejor postor de cada momento.


Ante estas dos tendencias irrefrenables de nuestro tiempo, quizás deberíamos plantearnos sustituir la cultura comercial cada día más obsoleta del "win to win" por una nueva cultura del intercambio que, no sólo sea más ética y ecológicamente sostenible sino que también, nos permita generar un nuevo territorio para construir riqueza y comunicación basada en la 'confianza entre consumidores y marcas comerciales'.


El compromiso con la actitud "We All Win" (ganamos todos) nos proporciona un nuevo marco de relación en "tres dimensiones" (dos dimensiones del win to win + ganan también la sociedad, la cultura y/o el planeta) que nos puede permitir obtener beneficios como:


  • Mejorar claramente nuestro engagement social y nuestra reputación corporativa, solidificándola y haciéndola coherente y sostenible en el tiempo.

  • Incrementar nuestra  transparencia, eficacia, penetración y el retorno a largo plazo de nuestras inversiones en comunicación, simplemente transformando nuestras promesas de marca en experiencias sociales reales y/o culturales cercanas a nuestro público.

  • Alinear a nuestra organización con nuestro público y con nuestros objetivos, optimizando nuestra notoriedad, credibilidad y posicionamiento en el boca a boca social.

  • Dejar de esperar a que vuelvan a funcionar soluciones del pasado, descubrir nuevas oportunidades de negocio, eliminar el miedo interno y provocar ilusión por un nuevo futuro.

Las marcas deberían liderar nuestra sociedad en lugar de ir a remolque de ella... el "We All Win" puede ser tan utópico en la práctica de un mundo comercial como lo eran hasta hace muy poco las pantallas en 3D sin gafas para la industria audiovisual... hasta que alguien las inventa, el público las prueba y decide evidentemente que todo lo demás, ya está obsoleto.