PuroMarketing - Las últimas tendencias del Marketing, Publicidad, Redes sociales y los mejores contenidos en Español. Actualidad y noticias de Marketing - Noticias de actualidad

Menu

Contenidos

Ayuda

¿Qué es Facebook? ¿Qué pretendía ser? y ¿En qué se ha convertido?

2013, el año del derrumbe de Facebook y su muro de las lamentaciones

Publicado por Andrés Toledo en Redes Sociales hace 2 años
CEO PuroMarketing Medianzo. Empresario y emprendedor en continua expansión

Quizás este titular puede resultar para muchos exagerado o incluso sensacionalista, pero sin duda da que pensar y no es que lo diga yo, si tenemos en cuenta las duras palabras que Bradley Horowitz, Vicepresidente de Productos de Google, dedicaba a Facebook, al referirse a ella como una red social “del pasado”.

Para muchos puede que esta no resulte más que una dura crítica o un simple ataque, eso sí, duro y directo ante el temor de la avanzada de Facebook para competir con Google en el negocio publicitario más allá de las páginas de la red social. Y así es como el propio Horowitz se refiere a la red social de Mark Zuckerberg, no sin cuestionar la forma en la que ésta integra y hace uso de la publicidad es sus páginas de forma intrusiva y "disparándola contra la persona en cualquier momento".

Lo cierto es que quizás, el que Facebook esté decidida a establecer un modelo de negocio basado en la publicidad más allá de sus páginas deja claros indicios de que dentro de la propia red social, algo no funciona como debería. Aunque este movimiento estratégico pueda responder a la necesidad de crecer y potenciar su negocios aprovechando cualquier alternativa posible, muchos son los que ya dudan de las bondades de la red social más allá de la especulación bursátil.

Si nuestra conclusión nos hace pensar que en Facebook algo no funciona como debería, quizás deberíamos volver al punto de inicio y plantearnos algunas sencillas preguntas. ¿Qué es Facebook? ¿Qué pretendía ser? y ¿En qué se ha convertido?

Cuando su popularidad llego a lo más alto, su número de usuarios se incrementaba sin parar. Facebook era la moda, lo novedoso, lo último. Pero también hemos podido constatar como después de todo este tiempo, ha muchos ha terminado aburriendo y cansando. El "efecto fatiga" experimentado por muchos de sus usuarios se ha dado tras encontrar respuestas a algunas de nuestras preguntas.

Prueba de ello, es el gran despertar de otras plataformas como LinkedIn, a la que ahora se refieren como "la nueva joya de la corona de las redes sociales". Y es hasta lógico, por que la participación de sus miembros se debe a que al menos tienen claro cual es el objetivo primordial de su poderosa comunidad. Los profesionales y los negocios.

Sin embargo, parece que Facebook ha quedado reducida a un simple muro de las lamentaciones. No sabemos para qué estamos pero allí estamos, quizás por que ya estaban todos antes. Es suficiente con prestar un poco de atención a nuestros muros y darnos cuenta como todo ha cambiado. Nada interesante por allí ni por allá. Solo la tendencia a decir algo para destacar, dar la nota o quejarse reivindicando lo que unos consideran justo u otros consideran su propia causa. Tanto es así, que al final para muchos se ha convertido en un simple chat obligado para saber si sus amigos están conectados.

Hasta Twitter, que llego casi a gatas y sin demasiado ruido, con el tiempo ha demostrado ser superior en cuanto a influencia y repercusión. Todo ello, con una comunidad activa, donde la información y las reacciones se producen de forma vertiginosa y en tiempo real, con un impacto sin precedentes.

¿Cómo puede entonces Facebook hacer de la publicidad un negocio ante tal escenario?

En ocasiones hemos hablado acerca de un aspecto importante que sin duda resulta determinante en todo ello. Y es básicamente que redes sociales como Facebook se crearon como entornos exclusivos para generar redes de contactos y con el tiempo se convirtieron es espacios de ocio digitales. A diferencias de los buscadores, los usuarios de redes sociales como Facebook, no acceden a ellas para buscar información. Lo hacen para compartir sus fotos o charlar con sus actuales contactos, así como establecer nuevas relaciones. Sin embargo, cuando accedemos a los buscadores, lo hacemos con la única finalidad de buscar información, y de ahí la relevancia de sus mensajes y diferentes anuncios publicitarios.

Decirlo en alto no supone cometer un pecado, y es que los usuarios de las redes sociales, suelen ignorar sus anuncios publicitarios. Y no sólo eso. Cuando estos adquieren determinadas formas y formatos "casi encubiertos" terminan siendo intrusivos y más molestos si cabe. Esta claro que los usuarios no quieren ser interrumpidos ni convertirse en el blanco de todo tipo de marcas y anunciantes, y menos a costa de sus datos personales.

No resulta nada raro entonces, escuchar las palabras de Bradley Horowitz cuando al referirse a los anuncios de Facebook afirma que “están molestando y frustrando a los usuarios“.

Entonces ¿Por qué pensar en el derrumbe de Facebook?

Existen máximas como aquella de que "Noy mal que dure 100 años", y que en internet podríamos traducir como "No existen negocios que duren más de 100 años". Si no son 10!. El caso es que si redes sociales como facebook pretenden establecer su modelo de negocio basado exclusivamente en la publicidad dentro de sus páginas, poco futuro podremos augurar. Si por el contrario esto no parece funcionar, que es lo que parece reamente, es normal que ahora la única alternativa parezca ser la de salir más allá de sus fronteras para mostrar sus anuncios en cualquier lugar. Pero si esto falla.... ¿Podría ser el año en el que Facebook comenzará realmente a derrumbarse?

  • Comentarios (11)
  • Anónimo
    Si te ha gustado este contenido, puedes sumarte al debate con tu opinión y comentarios
  • marketing,publicidad,social media,marcas,anuncios,branding,marketing viral,email marketing,video marketing,neuromarketing,marketing online,marketing digital,marketing noticias,anunciantes,agencias