Strategic Planner - Change Connector in Twelfhundred Digital. Aligning brands with their ever-changing...
PuroMarketing

Mucho ha pasado ya desde que el 14 de marzo Google anunciara el cierre de Google Reader, su prestigioso programa gestor de suscripciones dinámicas, y todo aún sigue del todo embrollado. Tres meses es toda una vida en Internet, pero sin embargo durante estos más de 90 días aún nadie tiene claro en el sector de las TIC quién será finalmente el ganador post-Google Reader. Porque efectivamente, la luz de Feedly se iluminó rápidamente, pero a día de hoy -a pesar de anunciar 500.000 nuevos usuarios en las 48h posteriores al anuncio- siguen trabajando para ofrecer la importación completa a sus servidores, porque hasta ahora simplemente mostraban 'por espejo' las RSS que el usuario tenía configuradas en su cuenta de Google Reader. ¿Qué pasaría entonces el 1 de julio cuando ésta ya no existiera? Hablaron de Normandy, un proyecto abierto para permitir un código libre, pero ahí siguen sin dar demasiada explicación... 

¿Qué pasará entonces con los RSS? Es la pregunta que muchos usuarios siguen haciéndose, después de dedicarle el tiempo a configurar una plataforma que era intachable en funcionalidad y que daba la 'seguridad' de ser parte de Google. Muchos son los rumores, los anuncios y las posibilidades, un panorama que se irá esclareciendo necesariamente en los próximos días. Analizamos algunas de las posibles soluciones. 

  • FEEDLY (www.feedly.com). Parten en ventaja, al tener un servicio rodado y dada la seguridad de ser una empresa tecnológica desde 2006. Ofrecieron antes que nadie el importador desde Google Reader, aunque fuera en modalidad de espejo. Acaban de anunciar que en los próximos días migrarán definitivamente todas las suscripciones a sus propios servidores. Tienen versión multiplataforma. Es más visual que el clásico Reader. 
  • DIGG. Nadie les esperaba en la fiesta y se han colado en los últimos días con el bombazo de su próximo DIGG Reader. Mostrando imágenes de aparente sencillez, simplicidad y elegancia, y una integración a todos los niveles (incluso en iOS), son una apuesta a tener muy en cuenta de este gigante que nunca terminó de imponerse como líder. 
  • FACEBOOK RSS. Tiene cierta lógica, de hecho es un rumor que lleva ya tiempo en la calle: Facebook y su lanzamiento de un sistema propio de RSS donde el usuario ya pueda encontrar las noticias de las marcas o empresas que le interesan. En principio, el foco se aleja de 'lo social', pero con Mark nunca se sabe...
  • FLIPBOARD. Un alternativa visual interesante, pero que no cuenta con suficiente entidad para acoger las RSS después del 1 de julio, al depender de Google Reader. Tal vez encuentre de nuevo la luz cuando Feedly libere Normandy. Hasta entonces...
  • atchus!.  La start-up española, más centrada en ofrecer una homepage personalizada con enlaces y noticias, acaba de anunciar que incorpora los RSS desde Google Reader, siendo la primera que ofrece la importación completa a sus servidores. Es una de esas apuestas que puede funcionar. 
  • NEWSBLUR. Muy minimalista, al estilo de Google Reader en cuanto a apariencia y funcionalidades. Tiene versión gratuita con limitación de suscripciones, pero cuenta con plataforma web y aplicaciones para smartphone. Una alternativa interesante para quien busca no cambiar demasiado. 

Queda claro que los próximos día serán fundamentales, sobre todo para descubrir quiénes de todas estas aplicaciones (y de la infinidad más) serán capaces de superar la barrera del 1 de julio, momento en el que ya no podrán hacer como hasta ahora: no alojar las suscripciones, sino mostrar las que Google Reader guardaba en sus servidores. 

Un momento de inflexión interesante provocado por Google, que ha preferido cerrar un servicio que usaban millones de personas en todo el mundo para no hacerse más la competencia a sí mismo: después de todo, quien lee un RSS no ve la página completa, donde sí hay, por ejemplo, publicidad de la Red de Display del monstruo de Silicon Valley.