Opinión
Redes Sociales
LinkedIn + WhatsApp ¿Una nueva forma de hacer spam?
Publicado por Raúl Macías
E-Marketing Manager & Social Media Manager

A día de hoy LinkedIn cuenta con nada menos que casi tres millones de usuarios en España, de los que el 10% tiene contratada alguna de sus cuentas “Premium” y paga por utilizar los servicios de la red profesional.

Al margen de las funcionalidades que ofrece el servicio “Premium”, como el sistema de mensajes “InMail”, son muchas las tretas ideadas por sus usuarios con el objetivo de conseguir un mayor número de contactos y así poder recabar toda su información de carácter personal.

Aunque LinkedIn ofrece ciertas medidas de protección para evitar estas malas prácticas, en numerosos casos se demuestran insuficientes y bastantes permisivas. Algunos usuarios no son conscientes de lo ineficaces y sobre todo, contraproducentes, que este tipo de prácticas pueden llegar a ser (por no hablar de los riesgos legales) dentro de sus estrategias basadas en propuestas “molestas”, eventos y otros motivos publicitarios, para aquellos contactos que se han unido a su red.

LinkedIn recomienda constantemente que tu perfil esté completo y 100% actualizado. Fruto de ello te dará más garantías para que otros usuarios que puedan estar interesados en tus aptitudes profesionales, terminen poniéndose en contacto contigo. Pero, ¿qué sucede con estos usuarios que con la excusa de añadirte a su red, finalmente terminan exportando tus datos para bombardearte posteriormente? Y es que, como probablemente sabrás, LinkedIn ofrece una herramienta de “Exportar contactos”, que en pocos segundos permite obtener toda la información de los usuarios de tu red en varios formatos de CSV y VCF.

Llegados a este punto, debemos reflexionar: ¿qué sucede si utilizamos esta base de datos de contactos con una plataforma de mensajería instantánea gratuita que cuenta con casi 10 millones de usuarios sólo en España?

En las últimas semanas son muchos los mensajes que he recibido vía WhatsApp de números que no estaban en mi agenda, ofreciendo oportunidades de negocio, presentaciones y hasta alojamiento en casas rurales (nada que se ajustara a mis intereses). El origen de todos ellos era “LinkedIn”, y lo peor de todo es que cuando les mostrabas cierta molestia por recibir mensajes e imágenes a horas intempestivas, algunos de ellos se indignaban y amenazaban con eliminarme de su red de contactos.

Imagen real recibida mediante este sistema.

Esta experiencia me hace formular la siguiente pregunta; ¿Nuestros datos personales están seguros en LinkedIn? Muchos estaréis pensando que sí, siempre y cuando no aceptemos invitaciones de desconocidos, pero… si esta red está pensada para generar negocio y nuevos contactos, ¿qué sentido tiene no aceptar solicitudes de usuarios que no conozcamos pero que puedan llegar a ser interesantes para generar negocio?

Publicado por Raúl Macías
E-Marketing Manager & Social Media Manager

Comentarios (3)

!Únete y participa en la conversación!