Licenciada en Ciencias de la Información, enfocada en la comunicación y en la mejora de...
PuroMarketing

Tu branding personal, es decir tu marca, es tu activo más valioso. No sólo muestra lo que sabes hacer, sino lo que eres, en lo que crees y, consecuentemente, lo que haces. Hoy en día, donde la competencia es feroz, debes tener determinación y saber exactamente qué es lo que deseas conseguir.

Por lo tanto, el éxito de tus objetivos únicamente dependen de ti. De nada te sirve conocer 100 herramientas para gestionar tu presencia en Redes Sociales si no estás absolutamente confiando en que vas a lograr lo que te has propuesto. En este contexto, lo offline y lo online son capas de un mismo cuerpo, son piezas de un mismo puzzle que deben encajar a la perfección. ¿Cómo?

  • Conócete a ti mismo: Qué quieres conseguir es la primera pregunta que debes hacerte. Si no tienes unos objetivos a priori, es muy difícil que logres triunfar, porque no conoces si la dirección tomada es la correcta. Sin objetivos te dará igual girar a la izquierda o a la derecha. Pero con ellos,  será más sencillo corregir errores y medir resultados. Y no olvides que todo lo que deseas se encuentra en tu interior. Sólo debes descubrirlo.
  • Sal de tu zona de Confort: El esfuerzo te define. Tu trabajo es importante y su calidad más aún. Pero para lograrlo debes realizar un esfuerzo adicional. Exígete cada día un poco más e interioriza una de mis frases preferidas: "Cuánto más alto coloque el hombre su meta, tanto más crecerá". Si siempre intentas lo mismo, tu vida se convertirá en algo monótono y nunca progresarás. ¿Es eso lo que quires? Si la respuesta en No, continúa leyendo.
  • Cuida tu aspecto físico: Seguro que en más de una ocasión te han aconsejado que a una entrevista vayas presentable, ya que nuestra imagen forma parte también de nuestra tarjeta de presentación. Una vestimenta, dicen muchos, acorde con el tipo de trabajo al que se opte. No estoy de acuerdo. No te tienes que vestir de acuerdo al puesto que ocupas, sino de acuerdo al puesto que te gustaría conseguir. Mantén una imagen profesional e impresiona. No es un tema secundario.
  • Practica el networking local: Si no sabes ganarte la confinaza de tu círculo más cercano y demostrar y compartir lo que sabes, te será muy difícil obtener resultados vía online. La creación de una red de contactos, con nombre y apellidos, es imprescindible para comenzar tu estrategia con buen pie. No infravalores este apartado. De él dependerá parte de tu éxito. Toda persona puede tenderte su mano en un futuro. No les valores por lo que tienen o por su clase social, sino por lo que son. Todos tenemos cosas que compartir, experiencias reales y muy valiosas. No lo olvides. En algún lugar, tú llegarás a ser especial. Empieza esa búsqueda ahora mismo.
  • Cree en lo que haces: La vida es dura y nos coloca barreras de forma permanente. Si no sientes pasión por lo que haces, si no confías en tus posibilidades, apaga y vámonos. Dará igual. Tanto si tu proyecto es offline como online, fracasarás. Lo importante es que no abandones a la primera dificultad porque problemas tendrás, y muchos. Pero si crees en lo que haces, si tienes claro que ese es tu camino, si logras transmitir y contagiar esa pasión por tu profesión, sea cual sea, el éxito será cuestión de tiempo.

Desde hace tiempo que hablamos de marketing digital y de branding personal. Sigo siendo una desempleada, pero mucho más rica en proyectos y en ilusión. El Social Media y las Redes Sociales me apasionan. Porque he comprendido que soy un animal social. No he encontrado todavía lo que busco, pero sé lo que quiero y sé que lograré el éxito, tarde o temprano. Porque todo mi trabajo va dirigido a su consecución y porque peleo, día a día, por acercarme un poquito más a él.

El éxito de tu branding personal únicamente depende de ti. Prepárate antes de saltar a las redes sociales. No separes lo offline de lo online. Y cuando las fuerzas te flaqueen, vuelve a leer este post.

Licenciada en Ciencias de la Información, enfocada en la comunicación y en la mejora de...