Opinión Por Carlos Rodríguez Social Media Marketing Oct 1, 2013

Los primeros promotores del mensaje de una marca deberían ser sus propios empleados

Seguramente en la planeación previa a administrar un perfil en redes sociales te has preguntado: ¿Qué voy a decir? Incluir contenidos que sean de valor es un reto difícil mucho más producirlos. Entrar a las redes sociales es fácil, pero econtrar temas de conversación indicados que generen reacciones es una ardua labor. Crear un mensaje que se distribuya viralmente debe ser la gloria.

Uno ve de todo por aquí, como perfiles que abusan de tendencias pasajeras para atraer la atención y mantenerse “en el gusto” de su público, o el que abusa del elemento cómico que pierde el rumbo, o aquellos que nos quieren vender todo a como de lugar, sin importarles quién soy o qué es lo que busco. Ejemplos motivados por no tener claro qué decir que sacrifican la identidad de la marca por miedo a no tener “likes”.

Yo pienso que debemos dejar que nuestra cultura hable. Y no me refiero solamente a un conjunto de conocimientos adquiridos, sino al compuesto de hábitos, creencias y valores que definen a una organización.

Te pongo un ejemplo: La empresa estadounidense Zappos. Ellos venden zapatos, ropa y accesorios en linea. Es probable que te preguntes ¿Qué hace a Zappos tan especial? Esta tienda tal vez no ofrezca modelos únicos en el mercado, y es probable que el precio sea muy similar al que encuentres en cualquier otra tienda departamental. Lo que hace la diferencia es que están obsesionados con su cultura que se resume en lo siguiente: Llevar felicidad a sus clientes, empleados y proveedores.

Un dato interesante que encontré sobre ellos es que el rendimiento de sus empleados se mide principalmente por la afinidad que tengan con los valores de la organización y no necesariamente sobre sus resultados. Es decir, digamos que contratan a un excelente vendedor, pero si éste no vive de acuerdo a la cultura de la compañía, su futuro en la empresa estará comprometido. En 2009, Zappos fue adiquirida por Amazon en una transacción de 880 millones de dólares en una compra poco usual, ya que una de las condiciones para el trato fue que la cultura de Zappos trascendiera permaneciendo intacta.

No hay una cultura organizacional que aplique para todas las empresas, ya que son elementos muy paticulares los que conforman el DNA de una organización y la distinguen.

Te comparto algunas de mis conclusiones de este análisis

Ten presentes y claros los elementos que conforman la cultura de tu organización.

No podemos comunicar un mensaje claro hacia afuera de nuestra organización si no somos capaces de hacerlo hacia adentro. Hay que buscar la forma de hacerla de conocimiento de todos y que la entiendan. Ya sea desde un clásico tablero, en sesiones de grupo o hasta en un SMS, pero que todos sepan cual es la verdadera esencia de la empresa. ¿Conoces la misión de tu organización?

Involucra a toda la organización

He visto empresas que desean incursionar en las redes sociales, pero no permiten que sus empleados accedan a éstas en sus horarios de trabajo. Reconozco que es un tema espinoso mayormente lo relacionado a la productividad y control del tiempo. Amerita más de un artículo para estudiar el tema y proponer soluciones, pero debemos empezar a abrir la conversación para saber, poco a poco, cómo integrar estas herramientas al día a día.

En mi opinión, los primeros promotores del mensaje de una organización en Redes Sociales deberían ser los empleados de la misma. Ellos viven todos los días y de primera mano la experiencia de ser parte de una empresa que es congruente con sus valores. Hoy en día ya no es suficiente con sólo decirlo o tener en lindos marcos los conceptos que conforman la cultura organizacional. Hoy en día hay que vivirlos. El testimonio de los empleados es una forma transparente, natural y creíble de transmitir el mensaje de la organización.

Las redes sociales no están por encima de un plan maestro de comunicación

Con esta declaración es probable que me haga de algunos enemigos, pero la realidad es que las redes sociales no son un elemento distante o apartado del plan maestro comunicación de la organización, sino al contrario, nosotros como promotores, debemos buscar la forma de darle sentido y valor a estas herramientas en las diferenes áreas de la empresa.

Deja que tu cultura hable

Tenemos frente a nosotros la oportunidad de enamorar a nuestro público mostrando la verdades personalidad de la marca que representamos a través de la variedad de canales que nos ofrecen las redes sociales. No la desperdiciemos. Llevemos a nuestros seguidores del dicho al hecho, en una experiencia que sin duda, los harán regresar con gusto, y mejor aún, a recomendarnos.

Publicado por Carlos Rodríguez
Networker. Te invito a que interactuemos en @carlosrdzb
Recomendados
Deberías leer
Patrocinados