PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

En ocho años la penetración de televisores conectados a Internet se habrá quintuplicado. En 2010 apenas llegaba al 5% y la estimación es que en 2018 rocemos el 27% de televisiones con conexión a Internet.

Ahora mismo, 1 de cada 10 aparatos lo está, según el estudio realizado por Digital TV Research en 40 países de todo el mundo. La proporción, traducida en cifras contantes y sonantes son 228 millones de televisores que en 2018 deberían crecer hasta los 760 millones, es decir, 1 de cada 4.

El estudio prevé un crecimiento constante de la penetración de internet en la televisión de los hogares de todo el mundo, en torno a un 3% todos los años. Estados Unidos dejará en este tiempo de liderar ese crecimiento que será mayor en otros países donde aún hay más margen de mejora en estos índices. Actualmente un tercio de las televisiones conectadas a Internet están en hogares estadounidenses y los pronósticos estiman que esa proporción caiga al 23,5% en 2018.

Países como China, en cambio, darán un fuerte empujón a este sector y pasarán de representar apenas un 0,16% en este mapa mundial, a tener el 6,6% de los televisores con Internet.

El ritmo de crecimiento no será diferente sólo geográficamente hablando, también en cuanto a las fuentes de conexión a la red. El mayor crecimiento lo experimentarán las Smart TV. Hace varios años que los fabricantes de televisores incorporaron a sus modelos de media y alta gama la posibilidad de que estos permitieran instalar aplicaciones o reprodujeran contenido disponible en Internet. Su uso se ha multiplicado por cuatro en los último tres años, y se estima que en 2018 represente ya un 34% del total, pasando de los 110 millones de televisores a finales de este año, hasta los 259 en 2018.

Le siguen las videoconsolas, que duplicarán las cifras de este año y en 2018 ya hablaremos de que existen 176 millones de ellas con acceso a las plataformas en línea y con un navegador para web. En tercer lugar, figurarán los televisores conectados a centros multimedia que hacen las veces de Smart tv que permiten el acceso a servicios de streaming, como Chromecast y productos similares. Esta año alcanzarán los 34 millones de televisores conectados por esta vía y en 2018 llegarán a los 126 millones.

Por último, los televisores conectados a través de operadores de televisión de pago, por su parte,  alcanzarán los 117 millones.

Los jóvenes son los que reman más rápido en esta dirección y parecen haber orientado su uso hacia las plataformas de video online como Netflix o YouTube. Tres cuartas partes de los jóvenes estadounidenses de entre 18-34 años consumen este tipo de vídeo en sus televisiones conectadas a Internet, comparado con el 68% que las utiliza para ver contenidos de la televisión de pago.  En cambio, en el segmento de edad superior, entre los 35 y los 54 años es mucho más común el uso de la televisión para acceder a la programación de la televisión de pago. 

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo