PuroMarketing

Las redes sociales han puesto de manifiesto una vez más  su poder a través de la unión de masas. En esta ocasión han obligado a la firma de bollería Donettes a retirar parte de una polémica campaña que tenía como eslogan la frase “A pedir al metro”.

Las críticas hacia el eslogan no se hicieron esperar, el pasado miércoles un usuario de Twitter,@xavicalvo, comentaba "Qué mala leche. Señores de @Donettes, frivolizar con según qué cosas para hacer marketing es lamentable". Acto seguido, creaba el 'hashtag' #boicotDonettes para exigir una rectificación de la compañía.

La empresa perteneciente a Panrico, no tardó mucho en contestar a través de misma red social: "Esta campaña está en los puntos de ventas desde hace tiempo con diferentes claims, algunos más provocativos que otros".

Al día siguiente Donettes anunciaba su decisión de retirar los envases con el polémico reclamo. "Estamos de acuerdo con vosotros y os pedimos disculpas. Vamos a retirar los packs lo antes posible. No teníamos intención de ofender a nadie. Una vez nos indican que es así, no hay otra decisión posible", manifestaba en las redes sociales.

La rápida actuación de la compañía y de la agencia de comunicación responsable de la campaña, Delirium Advertising, provocó alabanzas por parte de los usuarios de Twitter.