PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

El crecimiento que se está produciendo en los números de la audiencia del vídeo móvil es impresionante. eMarketer espera que el número de usuarios que verán vídeo s en sus smartphones alcanzará en los EE.UU. los 87 millones, lo que supone más de un cuarto del total de la población del país. El uso de las tabletas también está creciendo con rapidez, y una pantalla mayor y la comodidad que ofrecen hacen de ellas algo mucho más adecuado para el consumo de vídeo que los smartphones.

El gasto en publicidad en EE.UU. en vídeo móvil se multiplicará por cuatro desde las cifras de este año hasta alcanzar los 2.100 millones en 2016. Pero poniendo esas cifras en perspectiva, es interesante notar que si bien en 2016 ese importe representará la cuarta parte de todo el gasto de la publicidad digital en vídeo, sólo representará algo menos del 10% del total de la publicidad móvil.

Los porcentajes de crecimiento en el gasto publicitario en vídeo serán mayores por mucho que los que tengan lugar en cualquiera de los otros canales relacionados, como la televisión, online o el total digital. Sin embargo, sería muy reduccionista asumir que el crecimiento de tres dígitos de este año significa que el vídeo móvil se está convirtiendo en el formato publicitario dominante. De hecho, mientras que los porcentajes de crecimiento apuntan a un interés de los anunciantes y a un mercado activo, el porcentaje del total del mercado es un indicador más importante dentro del total del universo publicitario.

La publicidad en vídeo móvil sirve a varios objetivos potenciales y ofrece además un número extenseode posibles beneficios a empresas.

“La multitarea es la enemiga del branding. Los requisitos para hacer branding incluyen pantalla completa y un contenido inmersivo”, afirma Ujjal Kohli, CEO de Rhythm NewMedia. “Lo fascinante acerca de las tabletas y los samrtphones, es que, de alguna manera. Es que esos sistemas han sido diseñados pensando en una tarea única cuando un vídeo se reproduce. Y es a pantalla completa”.

En el 2º trimestre de 2012, el suscriptor medio de servicios móviles en EE.UU. dedicó 5 horas y 20 minutos al mes para ver vídeos en un teléfono móvil, según datos de Nielsen. Una distribución por edades muestra que la audiencia de vídeo móvil suele ser la más joven, como era de esperar, con los grupos de 12 a 17 y de 18 a 24, siendo los de mayor uso, situándose por encima de la media.

Mientras que todos los grupos de edades dedicaron una mayor parte de su tiempo en ver televisión tradicional, nos encontramos con una razón para explicar por qué las empresas ven la publicidad en vídeo móvil una manera de reforzar y complementar sus anuncios  en televisión, no en considerarlos como un sustituto. Para muchas empresas, estos son los dispositivos más conectados con las personas que la gente tiene. Así, no es de extrañar que sean las empresas las que quieran aprovechar y se esfuercen en pensar cómo aprovecharlos para conectarse con los consumidores en la forma más conveniente.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo