Licenciada en Administración y Dirección de Empresas con Especialidad en Dirección Comercial. MBA...
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Así es, saturar las redes sociales no es un plan adecuado en Social Media, al contrario deja entrever una escasa preparación del guión y de las metas fijadas. Una continua exposición en el medio digital no asegura una satisfacción para nuestro seguidor, puede desembocar en un torbellino de contradicciones debido al continuo bombardeo y alertas enviadas desde nuestra marca.

Abogo por enviar una dosis de información, por pinceladas, por unas flechas bien encaminadas que apunten directo al corazón de mi seguidor. Hay que desechar la aseveración de "cuanto más mejor", calidad no es sinónimo de abundancia sino de saber dar cuando es necesario y cuando el seguidor así lo requiera.

Se da la casuística de que la mayoría de las organizaciones que elaboran por primera vez su plan de Social Media, lo hacen con un desconocimiento total del entorno, sus mensajes se realizan en microsegundos, no hay tiempo para la interacción, asimilación y reacción del consumidor. El concepto de red social como vehículo de comunicación bidireccional y como plataforma para favorecer el engagement con el cliente no está dentro de los esquemas de la mayoría de las organizaciones.

Se debe saber que un mensaje en el tiempo y compás adecuado puede crear un mayor impacto que varios sin sentido, debemos racionar el tiempo, así como llevar un ritmo suave y adecuado para no generar el aburrimiento. Hay que saber explotar las bondades de mundo 2.0 y conocer aún más los aspectos negativos. No llegues a convertirte en un robot que lanza mensajes sin pensar, deja el automatismo a un lado.

Para evitar la saturación, humaniza tu perfil social, camina al lado del consumidor, pregúntale que quiere saber, que necesita conocer, no olvides el término fundamental "social" , con lo cual socializa y no automatices, no les interesan un pantalla fría con la que no establecen contacto, para eso están las puertas y muros de grandes compañías que siguen negando el potencial de la nueva era y cuya misión no es la de socialización con el cliente, su pensamiento es únicamente vender, vender y vender.

El "Tsunami Social" te permite humanizar tu imagen de marca, te otorga un valor añadido al realizar una labor de socialización, porque un consumidor busca más allá de lo material, entran en tu perfil para generar una relación y de la cual tu puedes obtener un feedback valiosísimo ya que conoces de primera mano el sentir de tu cliente.

Socializar y humanizar no te hacen más débil de cara a tus competidores, al contrario crean un sinergia positiva entre consumidores y marcas que difícilmente podrá ser rota con continuas guerrillas de precios o demás políticas agresivas que se lleven a cabo en el mercado y saturan tanto al consumidor como al entorno.

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas con Especialidad en Dirección Comercial. MBA...
be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo