Consultora especialista en comunicación, marketing y social media
PuroMarketing

El marketing experiencial es el marketing de experiencias o el marketing emocional, es decir, un tipo de marketing basado en provocar sentimientos y emociones en el consumidor para que éste conecte con una marca de un modo mucho más profundo.

Ya se ha demostrado la relación entre la emoción y la compra, y como los consumidores compran más aquellas marcas que les despiertan emociones y sentimientos internos y que les hacen vivir y sentir ese compromiso que les lleva a comprar esa marca.

El neuromarketing ya nos ha dado varias claves para entender la mente del consumidor y llegar a influir en ella a través de emociones, colores, olores, sonidos,... Pero si el Neuromarketing nos ha ayudado a identificar qué es lo que emociona a las personas, qué colores se asocian con qué sentimientos o que sonidos nos emocionan más, el marketing experiencial va un paso más allá y lo pone en práctica. Es decir, lleva al terreno práctico aquello que sabemos que va a emocionar al consumidor y le adentra en una experiencia real que siempre va asociada a la marca, generando en él un fuerte recuerdo por haber vivido esa experiencia en primera persona.

Se trata de vender una experiencia y son muchas las marcas que ya lo hacen y que venden algo más allá del producto (Coca-Cola, Apple, Starbucks, RedBull,...). Pero además de vender una experiencia podemos hacer sentir esa experiencia directamente con acciones de marketing relacionadas también con el marketing de guerrilla y basadas en que el consumidor sienta en sus carnes la experiencia de la marca.

En estas acciones reales de marketing experiencial, el usuario o consumidor vive una experiencia auténtica y real que provoca un mayor recuerdo de esa marca que le ha ofrecido la experiencia. Pero lo difícil aquí es identificar qué emociona a tu consumidor para generarle una experiencia que no olvide nunca,...

Te enseñamos ahora algunas de esas experiencias que pueden dejarte un recuerdo digamos,... imborrable en tu mente. Algunas marcas consiguen hacerlo con muy buenos resultados.

Nuestra preferida hoy es esta última y terrorífica acción de promoción de Sony Pictures para la película Carrie, una acción de marketing experiencial en toda regla,... Y no sé a vosotros, pero si yo llego a estar en esa cafetería no se me olvida esa experiencia en los días de mi vida! Lo bueno de la acción es que su vídeo en Youtube se ha extendido de forma increíble por la red y la experiencia no sólo ha llegado a esas personas de la cafetería, también al resto de personas que nos hemos puesto en su lugar por unos minutos y hemos sentido algo de esa experiencia con la marca.

Otro de los ejemplos viene de una marca que es toda una experta en el marketing de emociones, Coca-Cola. En esta ocasión os mostramos una acción llamada "El cajero de la felicidad" donde se podían sacar 100 euros gratis a cambio de una condición,... hacer feliz a alguien. ¿Cómo? Pues dando jamón a unos obreros, regalando pañales a una embarazada, contar cuentos a los niños del barrio,... ¿Y tú? ¿lo hubieras experimentado?

 Y una Nochebuena la compañía aérea Spanair, que aunque ya no existe se merece una mención por esta acción, quiso que todos los pasajeros que pasaron esa noche tan especial volando en sus aviones sintieran la magia de la Nochebuena y no se quedaran sin su regalo de Papá Noel,...

 Y para acabar os dejamos la acción realizada por la marca LG para promocionar sus nuevas pantallas con tecnología de alta definición llamada "So real it´s scary" (tan real que asusta). Lo hizo en un ascensor muy especial en el que el suelo se desplomaba bajo los pies de los pobrecitos que estaban dentro,...

¿Serías capaz de olvidar alguna de estas experiencias? Nosotras sin duda no. Vamos, que me acuerdo de la marca hasta el día del juicio final... ¡eso seguro!

Consultora especialista en comunicación, marketing y social media