PuroMarketing

Es la primera vez que la encuesta anual de Deloitte sobre el comportamiento de los consumidores durante las fiestas sitúa Internet en el lugar número uno para las compras. El 47% de los consumidores asegura que hará sus compras online, lo que sitúa a este canal tres puntos por encima de los grandes almacenes de ofertas y descuentos (44%), que el año pasado encabezaban el ranking y que ahora han caído cerca de un 7% en las preferencias de las consumidores para las compras navideñas.

De media, un usuario visita 4,5 lugares antes de entrar en el letargo invernal a partir de enero. Para entonces se habrá gastado 421 dólares [USA] de media, frente a los 386 dólares que gastó el año pasado en regalos. Que Internet pueda hacerse con un buen porcentaje de esas ventas es un gran avance. No es que haya sólo más gente comprando online, es que un 38% asegura que la mayoría de sus compras las hará a través de la red.

Con esas previsiones para las próximas semanas es probable que en países como España veamos como se cierra el año con nuevo récord en facturación online. El ecommerce español no ha dejado de crecer desde 2009, y aunque su ritmo de subida se ha moderado, la facturación es cada día mayor. En el primer trimestre de este año, las tiendas virtuales vendieron 2.822 millones de euros, un 15% más que en 2012(CMT). Las previsiones son que este 2013 el volumen de negocio del comercio electrónico supere en España los 10.455 millones de euros del año pasado, amén de una campaña de Navidad favorable para las compras en Internet.

¿Por qué los consumidores prefieren el canal online para las compras navideñas?

Los cupones y descuentos siguen teniendo tirón, al igual que los envíos gratuitos, ya que 4 de cada 10 compradores compara las tiendas que lo ofrecen y las que no antes de decidirse; e incluso un 35% prefiere recoger el pedido en la tienda para ahorrarse ese gasto.

Pero la principal razón de comprar online es que les resulta más cómodo o les conviene más hacerlo por esta vía que desplazándose hasta una tienda física. El precio aunque sigue teniendo un fuerte peso, es menos decisivo: frente a un 76% de los encuestados por Deloitte que alegaron la comodidad como razón para comprar online, un 63% dijo que los precios eran mejor en internet.

Hacer una buena previsión de stock también influirá en sus decisiones, ya que el 77% de los usuarios que no encuentran un producto en una tienda lo van a buscar a cualquier otra. Sólo un 13% vuelve al mismo sitio.

La prioridad de los clientes online, por tanto, es su tiempo y la experiencia de compra. Es una buena noticia para las marcas de retail porque sugiere que los consumidores ya no buscan sólo precios más competitivos sino un servicio inmediato, excelente, con una navegación similar e igual de sencilla tanto en el canal online,como en el móvil o en la tienda física. Las marcas que mejor reúnan todos esos requisitos de un usuario cada vez más exigente, serán las vencedoras de la campaña de invierno.