PuroMarketingSiempre hemos defendido el argumento de que la industria de la publicidad y el marketing son tan extensos que caeríamos en un error si simplificáramos estos conceptos asociándolos meramente a determinadas estrategias o acciones.Tanto el mundo de la publicidad como el del marketing son verdaderamente extensos y nos ofrecen una gran diversidad de soluciones, soportes, medios y fórmulas para conseguir nuestros objetivos comerciales ya sean aquellos destinados a potenciar y aumentar nuestras ventas o los de mejorar la propia imagen de nuestros productos, marca o empresa.Sin embargo hemos sido testigos de la aparición de nuevos medios como Internet donde el marketing y la publicidad se han convertido en pilares indispensables para que cualquier iniciativa tecnológica pueda proliferar.Al igual que ocurre en la prensa escrita o en la televisión, los nuevos medios de comunicación digitales necesitan establecer una estructura donde la publicidad es indispensable ya que también supone una fuente importante de beneficios e ingresos.Aun así, la publicidad online posee características y ventajas sobre las que muchos medios convencionales reniegan con recelo por la sencilla razón de que son sabeedores de la tendencia y transformación de un mundo cada día más digital y tecnológico. Esto sin duda es para muchos de estos medios de comunicación una muerte anunciada o un aviso de peligro de extinción.Llegado a este punto, todavía hemos de reconocer que aunque se experimente un crecimiento de las acciones y estrategias de marketing y publicidad online, las cuotas de mercados y las inversiones publicitarias sobre medios como la televisión son considerablemente superiores a los registrados en el "mundo online", al menos en la gran mayoría de países y por el momento.Evidentemente entramos en un gran debate convertido en guerra por agencias publicitarias que defienden de forma incondicional a aquellos medios que les proporcionan suculentos beneficios, aunque más allá de todo ello, existes factores como la efectividad, visibilidad o interactividad que los medios tradicionales están perdiendo.Para no monopolizar este argumento, podemos añadir que de igual forma, las empresas y marcas comerciales recurren a nuevas fórmulas como el marketing viral, buzz marketing o marketing de guerrilla dando pistas de la evidencia y un indicio claro de que lo tradicional por sí solo ya no es garantía de éxito y prueba de ello es que los creadores de spots televisivos recurren al factor viral de sus propias creaciones por que quizás con este nuevo ingrediente en ocasiones es más probable conseguir un mayor efectividad, impacto y nivel de recuerdo de la campaña sobre los consumidores y usuarios de la red que sobre los que ya estamos acostumbrados a cambiar de canal.Si lo que deseamos es dar a conocer un producto siempre deberíamos de tener en cuenta el propio interés de los consumidores. He de aquí que la segmentación publicitaria sea tan importante para que la propia publicidad alcance razonables índices de efectividad. Sin embargo en medios como la televisión donde somos meros espectadores no se origina ningún tipo de conexión e interacción entre producto y consumidor.Es aquí donde pueden ser destacadas las características del field marketing, el marketing de guerrilla o las acciones de sampling donde se busca el contacto directo con el usuario o consumidor ofreciendo información de una forma menos intrusiva.De igual manera la publicidad online para muchas empresas ha supuesto encontrar "el santo grial" de las estrategias de marketing publicitario donde desde el más pequeño negocio o emprendedor puede operar con presupuestos infinitamente inferiores a los costosos spots publicitarios y sin lugar a dudas, obteniendo una alta efectividad cuando realmente se dispone de un buen servicio o producto comercial.El que muchos periódicos de prensa escrita susurren un SOS disimulado es, más que evidente, lógico. Las televisiones no pueden evitar el continuo chorreo de anuncios y spots publicitarios que ahora son insuficientes para cubrir sus expectativas de negocio, recurriendo así a la venta de publicidad sobre cualquier espacio recóndito visible para el espectador. ¿ Y para qué podríamos pensar?Puede que ésta forma de publicitar se pinte como la oportunidad para el anunciante, aunque muchos por no decir la gran mayoría la definiría como la publicidad de relleno que para todos pasa desapercibida.Al menos la publicidad online buena o mala siempre mantienen la posibilidad de interactuar, de ofrecer o anunciar, dando la posibilidad a los usuarios de ampliar o acceder a información detallada e incluso a adquirir o comprar cualquiera de los productos o servicios publicitados a través de nuestro propio sitio web comercial.Evidentemente Prensa escrita, Radio o Televisión se han anclado en el pasado. El futuro es incierto pero de momento los medios digitales y la publicidad online son los que reinarán al menos durante los próximos 20 años.