PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

El big data se ha convertido en una parte cada vez más importante del día a día de las empresas, ya que las compañías están apostando cada vez más por estas herramientas para comprender mejor a sus consumidores y ofrecerles información mucho más específica y productos mucho más adecuados a lo que realmente les interesa. El big data funciona como una especie de llave para comprender mejor el mundo en el que las empresas y sus productos deben moverse y para lograr así ser más eficientes a la hora de conquistar el mercado.

El peso del big data es por tanto cada vez mayor y los consumidores son cada vez más transparentes a la hora de ser conquistados por las marcas. Las empresas tienen cada vez un mayor acceso a la información y son capaces, por tanto, de ser más efectivas a la hora de establecer lazos de unión con los consumidores y de conquistarlos.

El futuro estará además mucho más marcado por el big data de lo que lo está el presente, ya que las compañías tendrán muchas más herramientas a su alcance y habrán realizado una mayor inversión en estas tecnologías. En el futuro, las firmas estarán mucho más volcadas en el uso de la información, ya que, según las previsiones de las firmas de análisis, habrán gastado mucho más dinero en hacerse con las herramientas precisas para ello.

Las últimas estimaciones de inversión en big data llegan desde la firma de análisis de mercado IDC, que ha lanzado sus previsiones de inversión para los próximos años. Según sus estimaciones, el mercado de la tecnología y de los servicios de big data crecerá a un ratio del 23,1% anual de aquí a 2019, lo que demuestra la elevada importancia que se le están otorgando a estas herramientas. Tanto es así que, según sus previsiones, en 2019 el gasto de las empresas en big data estará ya en los 48.600 millones de dólares.

Lo cierto es que además todas las áreas del mercado del big data van a crecer en los años próximos. Las empresas van a invertir tanto en infraestructura para dar soporte a esta tecnología (como pueden ser centros de datos y similares) como en software o en servicios. Quien va a liderar el crecimiento es, sin embargo, el mercado del software. Se espera que su crecimiento frenético interanual esté entorno al 26% y, teniendo en cuenta además, que en ese saco se incluyen las herramientas de gestión de la información, las de investigación y análisis y las aplicaciones relacionadas, se puede comprender perfectamente estas previsiones de crecimiento.

Las marcas que más invierten en big data

Cuando se piensa en big data se suele pensar en un formato concreto y en un tipo exacto de aplicaciones en el mundo de la empresa: el big data es un chivato que cuenta qué es lo que los consumidores quieren comprar.

Lo cierto es que las aplicaciones de negocio del big data son mucho más complejas y completas que eso y van mucho más allá que simplemente servir de guía para crear productos a prueba de bomba. El big data puede desde detectar cuáles son los mejores clientes de la marca hasta a detectar fallos en la cadena de producción o a indicar puntos a mejorar en la atención que se otorga al consumidor.

Si se analizan los sectores que más van a gastar en big data, los verticales que funcionarán de manera más dinámica en este terreno en los próximos años, se puede ver claramente que los usos que el big data tiene para las marcas son muy variados, muy diversos y tocan muchos palos.

El sector que más dinero va a invertir en big data en los próximos años será el sector industrial. Los fabricantes serán los que inviertan más dinero en big data, posiblemente porque estas herramientas permiten detectar fallos en las cadenas de producción de una forma rápida y efectiva.

Tras ellos, se posicionarán la banca (el big data puede ayudar a detectar cuáles son los mejores y los peores clientes en cuestiones de crédito, por ejemplo) o las firmas de procesos manufacturados. En cuanto a ratios de crecimiento, las firmas de seguros y servicios de inversión, la banca y los medios de comunicación son los que están aumentando más rápidamente sus gastos en big data.

El uso que los seguros, los inversores y la banca pueden dar al big data parece bastante claro y evidente, pero el hecho de que el tercer sector con mayor crecimiento sea el de los medios de comunicación no es tan raro. Los medios ya han empezado a incluir profesionales del terreno de los datos en sus plantillas (las grandes cabeceras anglosajonas tienen ya responsables de datos) y el big data se está erigiendo como uno de los elementos que podría revolucionar la industria de los medios. No solo puede dar datos en profundidad de los lectores y ayudar a crear contenidos que realmente les interesen, sino que además puede convertirse en una herramienta más a la hora de crear noticias. Los datos se convertirán en una nueva fuente de información.

Eventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo