PuroMarketing

El smartphone se ha convertido en el dispositivo de conexión a Internet favorito de cada vez más consumidores. De hecho, solo hay que mirar alrededor para darse cuenta de que el móvil está acaparando toda nuestra atención: es lo primero que consultamos al despertar y lo último que vemos al acostarnos, y ya ha desplazado a aparatos como el ordenador en búsquedas, consumo de medios o participación en las redes sociales.

Y si eso es así entre los adultos, mucho más entre los adolescentes, que usan su smartphone para prácticamente todas sus actividades online diarias. Ese dispositivo les permite estar conectados 24 horas al día y les ofrece una experiencia individualizada y sobre la que pueden tener pleno control, dos características muy valoradas, que no siempre cumplen dispositivos familiares como el ordenador.

Por eso no sorprende saber que, durante este año, el tiempo que los jóvenes dedican al smartphone superará al del resto de dispositivos conectados. Es decir: se espera que el 50% de los minutos invertidos online sean vía móvil, según datos de Global Web Index. Eso marca un ascenso imparable, si tenemos en cuenta que, hace solo dos años, el teléfono móvil debía conformarse con un 33% del tiempo online. Para 2018, se espera que alcance la cifra del 61%.

Y entre la población general la situación es muy semejante, aunque el dominio del móvil avanza más lentamente. Así, en 2013 el móvil acaparaba el 26% del tiempo online, mientras que este año, supone ya un 46% (frente a un 54% del tiempo online vía ordenadores y tabletas). En el caso de los adultos, el año clave se espera que sea 2019, cuando por primera vez el móvil supere al resto de los dispositivos, mientras que en 2021 la balanza estaría ya en 59/41 a favor del smartphone.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que la situación varía según el mercado analizado, y mientras en países emergentes de Latinoamérica o Asia ya se ha cruzado la frontera del dominio móvil, en otros más establecidos como America del Norte o Europa Occidental quedan aún algunos años para llegar a este punto.

En todo caso, está claro que el auge del móvil es imparable, y aunque esto no quiera decir que el ordenador va a desaparecer, ni mucho menos, sí traerá implicaciones importantes para la relación e interacciones entre marcas y consumidores.

Uno de cada cinco millennials ya prescinde por completo del ordenador para acceder a Internet

Estos datos corroboran otro reciente informe de Comscore sobre el mismo tema, donde se hacía hincapié en que los dispositivos móviles (en ese caso, smartphone y tablet) ya han dejado muy atrás a ordenadores móviles y de sobremesa.

De hecho, entre los jóvenes, había cada vez más dispuestos a prescindir por completo del ordenador, y 1 de cada 5 siempre que se conecta a Internet lo hace vía móvil. ¿Y qué hacen en concreto desde su smartphone? Las redes sociales reciben mucha atención ( y se trata de una actividad eminentemente móvil entre todos los públicos, ya que el 79% del tiempo dedicado a Facebook o Twitter ocurre a través de smartphone o tableta). En el caso de los jóvenes, dedican a estar en Facebook vía móvil, de media, 20 horas semanales, y si se suma el tiempo invertido en esta red social, Facebook Messenger, Instagram y WhatsApp, la compañía de Mark Zuckerberg acapara más de 1 de uno de cada 5 minutos pasados en el móvil.

Una de las pocas áreas donde el ordenador sigue ganando la partida al móvil es en el ecommerce: aunque los dispositivos móviles suponen ya un 60% del tiempo online invertido en actividades relacionadas con el shopping, solo un 17% de las compras ocurren desde desde un smartphone o tableta.