PuroMarketing

80 millones de usuarios en Instagram sumados a los 800 millones de Facebook, su propietario desde hace unos meses, convierten a la red social de la captación del instante en un plato muy suculento para las empresas. Las grandes corporaciones tampoco se resisten y se van sentando a la mesa de esta red social.

De las 500 compañías que figuran en el ranking de la revista Fortune, una cuarta parte ya ha abierto su perfil y desde que se lanzó el servicio, en diciembre de 2010, su número no ha hecho más que crecer, especialmente en el último año y medio.

Las top de Fortune prefieren los jueves para publicar sus fotos en Instagram, según un reciente informe de TrackMaven. Sin embargo, los jueves no son mejores que cualquier otro día en términos de efectividad y de interacción con los seguidores.

En general, el engagement en Instagram se mantiene constante a lo largo de la semana, con un pequeño pico de interacción los lunes y una ligera caída los domingos. La promoción de productos, la publicitación de eventos o campañas específicas de fotos para captar fans no tienen en principio que seguir unos patrones de franjas más populares, como sí ocurre en otras redes sociales.

Es curioso que prácticamente la totalidad de las compañías del Fortune  publican fotos en horario laboral, especialmente entre las 3 y las 4 de la tarde. Pero en realidad, la efectividad durante esas horas no es significativamente superior, tan sólo registra un 6% más de engagement (número de interacciones por cada 1.000 seguidores) que el resto de la jornada.

Cinco es el número ideal de hashtags

Sí se ha encontrado una correlación muy fuerte entre el número de hashtag que se utilizan y la efectividad de la publicación en Instagram. El cinco es el número mágico para las empresas del Fortune 500. Las publicaciones con cinco hashtag se llevan las cifras más alta de interacción con su comunidad. Conforme se añaden más, baja la efectividad del mensaje, aunque siempre son mejor recibidos que las fotos con entre uno y cuatro hashtags.

El vídeo, por su parte, no parece gozar de tanta popularidad entre las grandes marcas o al menos aún no ha encontrado la acogida que se esperaba.  Su lanzamiento antes del verano no ha terminado de cuajar en las corporaciones más importantes de Estados Unidos porque frente a las casi 1.800  fotos que publicaron en el último mes, sólo se subieron 74 vídeos. Su repercusión ha sido más baja y no parecen despertar tanto interés como las fotografías: mientras que éstas obtuvieron 37 interacciones por cada 1.000 seguidores, los vídeos se quedaron en las 24 interacciones.