PuroMarketing

La integración del correo electrónico con las redes sociales es clave para una empresa, pero no debe  limitarse a poner un botón al final del mail para que les sigan Twitter o le den al botón de me gusta en Facebook.

Cuando hablamos de integración debemos pensar en todas las posibilidades que las redes sociales nos ofrecen y qué beneficios nos aportarán. Os dejamos una selección de las mejores formas de llevar a cabo la mencionada integración.

Publicar los ganadores de un concurso de Facebook en la newsletter de la compañía. De esta forma se consigue un doble beneficio, además de los incentivos adicionales de los concursos de la red social, la comunidad de Facebook pasa a formar parte de la lista de suscriptores de la newsletter
 
Promover ofertas exclusivas en Facebook y Twitter disponibles solo para los suscriptores de email. Los suscriptores quieren beneficios exclusivos por su lealtad. Reservando ciertos privilegios para este grupo, se aumenta el valor de tu programa de suscripciones y  se genera una motivación para otros suscriptores. La naturaleza viral de las redes sociales las convierte en los aliados indispensables para promover dicho beneficios.

Incluir links a las versiones web de tus mejores correos en Facebook y Twitter. Esta táctica permite aumentar las impresiones por mail, incluso más que añadir los botones de “me gusta” o “twittéalo”.

Incluir el botón “me gusta” en las newsletter y promociones, pero ofrece a los clientes una razón para usarlos. Un estudio realizado por Nielsen Norman Group demostró que a los estudiantes usaban mucho más la opción de “compartir”, cuando obtenían beneficios. Por ejemplo “comparte esto en Facebook y descubre qué piensan tus amigos de este producto”

Animar a los suscriptores a preguntar a través de Facebook o Twitter. Desgraciadamente, los suscriptores están condicionados a no responder a los mensajes comerciales, así que demuestra la dedicación de tu servicio de atención al cliente y anímales a que pregunten a través de las redes sociales.

Incluir preguntas publicadas en twitter y Facebook en tu email y contéstalas. Si una empresa es activa en redes sociales, se desarrolla constantemente un amplio repertorio de preguntas y respuestas frecuentes, que se deben incluir en las comunicaciones.

Crear un grupo de correo que incluya  a los seguidores de Twitter y envíales información adicional vía correo electrónico. Los seguidores de twitter aprecian la perspectiva personal que ofrecen los 140 caracteres, así que ofreceles información adicional que les despierte la curiosidad.