Artículo
Campañas Publicitarias
Ferrari: publicidad subliminal y polémica rentabilizada
Publicado por Redacción
Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

La polémica está servida tras las denuncias de diferentes profesionales de la medicina y expertos europeos en torno a los ya famosos "códigos de barras "que la escudería italiana de fórmula uno Ferrari luce en sus uniformes y monoplazas.

Los expertos inciden en señalar que la integración de estos códigos de barras podrían suponer una estrategia encubierta de "publicidad subliminal" con el objetivo de llevar a la mente de la gente un paquete de cigarrillos Marlboro.

Los principios de la publicidad subliminal se basan en el estimulo emocional de las percepciones de los consumidores de modo que los mensajes emitidos pasan desapercibidos por los niveles primarios de la conciencia, pero que en cambio pueden actúan de forma poderosa sobre el subconsciente.

De acuerdo con lo estipulado en la vigente normativa europea, para las empresas de tabaco constituye un delito patrocinar cualquier tipo de evento deportivo, y aunque en este caso, no se recurra directamente a la utilización de la propia marca, sí existen factores e indicios que podrían establecer un vínculo con el propio producto recurriendo a uno de las técnicas menos ortodoxas de la publicidad.

Según declaraciones de Frank Dobson, ex ministro de sanidad británico, "Las marcas de tabaco llevan tiempo estudiando alternativas para publicitarse a pesar de la prohibición existente sobre la promoción del tabaco".

Polémica rentabilizada

Muchos han sido los medios que se han hecho eco de esta noticia. Sin embargo pocos han sido los que han detectado los efectos paralelos generados a través de esta polémica abierta.

La publicidad siempre ha mantenido como principio el objetivo de comunicar y transmitir un mensaje con el que tratar de conectar con el consumidor. Sin embargo la saturación publicitaria provoca que la cantidad de mensajes e impactos publicitarios aumenten hasta niveles en los cuales resulta difícil procesar tal información y en ocasiones sus mensajes resultan totalmente ineficaces.

Es por ello que la publicidad de nuestros días recurre a otros elementos y estrategias de Marketing complementarias que ayudan a multiplicar el efecto de la propia campaña publicitaria.

Generar controversía o dar pie a la polémica parece garantizar la atención generalizada de los usuarios cuando el "contexto o contenido" del mensaje rompe los esquemas establecidos o se presenta de alguna forma poco convencional o provocativa para generar un mayor impacto.

En este sentido, la polémica generada entorno a este supuesto caso de "publicidad subliminal" ha provocado que la noticia saltase a todos los medios convirtiéndolos en un amplificador del mensaje con el que si duda se generara "más ruido" y repercusión de la propia campaña publicitaria, adquiriendo a la vez un verdadero efecto viral.

Publicado por Redacción
Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Comentarios (3)

!Únete y participa en la conversación!
Todostartups
Todostartups