PuroMarketing

La publicidad digital está en pleno proceso de cambio. La innovación tecnológica permite la creación de nuevos formatos, nuevas formas de impactar al destinatario, y conseguir una respuesta positiva; huyendo del mero impacto no deseado.

El pop up tine los días contados. Así lo indica el 29% de los internautas, quienes opinan que, en un plazo máximo de 10 años, esta intrusiva ventana emergente, será historia.

El banner tradicional (gif animado) no parece tener mejores perspectivas según la encuesta de Goo Technologies, elaborada por Harris Interactive. Los formatos publicitarios han de sorprender al lector, y mejorar su experiencia de usuario. Por tanto, este tipo de banners, irán perdiendo protagonismo y relevancia poco a poco para dar paso a nuevos formatos enriquecidos. Por ello, un 19% de lo usuarios apuesta por su desaparición en menos de una década.

En su lugar, los formatos publicitarios con contenido enriquecido sí tendrán una mejor respuesta, dado que, al menos, consiguen atraer la atención del usuario. Una cosa está clara, la publicidad digital está en pleno proceso de evolución, y en los próximos años puede variar mucho su naturaleza. El 89% de los usuarios está seguro de que el sector experimentará numerosos avances en los próximos 10 años. De este modo, los usuarios destacan la publicidad que incluya vídeo como vía para destacar a ojos del público objetivo, y poder retenerle durante unos valiosos segundos.

Asimismo, los dispositivos móviles constituyen el soporte ideal para llegar directamente al usuario, en tiempo y forma, del modo más directo posible. Una realidad que refutan los datos de emarketer, quien augura un crecimiento sin procedentes en los próximos 4 años, que le llevará de los 10,67 mil millones de dólares en la actualidad, a rozar los 60 mil millones de dólares.

Por su parte, la publicidad nativa aparecerán cada vez en mayor medida el medio online. Desde las redes sociales, hasta los contenidos que consumimos en los diarios online? todo tendrá ese tinte publicitario, ese olor a marca, que irremediablemente impregnará nuestra experiencia de navegación. Se trata de publicidad no intrusiva, en su mayor parte orientada al público objetivo, que pretende generar una actitud positiva hacia la marca, atribuyéndole valores relacionados con la calidad de la información a la que acompaña.

Otra gran ventaja de la publicidad online es la gran cantidad de información que maneja. Los usuarios son conscientes de que las empresas pueden seguir su rastro en internet, con el fin de aplicarlo en su beneficio. Más de la mitad de ellos considera que, en los próximos 10 años, las marcas dispondrán de una importante cantidad de información personal sobre sus clientes, lo cual les permitirá orientar mejor sus estrategias, con el fin de impactar con mayor precisión a su público.

Asimismo, esperan que las marcas utilicen técnicas como la geolocalización (41%), escáner de retina o lector de huelas digitales (40%) para conocer al detalle a sus clientes, y adaptar su mensaje.

Por otra parte, los avances tecnológicos también alimentarán la creatividad. Así, estos usuarios (44%) esperan que las vallas publicitarias sean animadas, o que la tecnología de impresión 3D permita crear formatos más interactivos (36%).