PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcasMarcar la diferencia puede resultar una tarea que sin duda requiere de grandes esfuerzos y estrategias de Marketing. Cada día es más difícil adquirir mayor presencia y notoriedad que nuestros más directos competidores debido a la alta competitividad de la calidad de los servicios y productos similares dentro de un sector o mercado determinado.Por estas razones, una de las claves de las empresas pasa por potenciar sus elementos intangibles con el objetivo de aumentar el valor, la credibilidad y singularidad de la propia marca. Esto es a lo que tecnicamente se conoce como Branding.El poder de una marca pude resultar un factor determinante y diferenciador. Aunque algunos expertos son reacios a cuantificar el retorno y sus efectos positivos, algunos estudios arrojan datos en los que se calculan sus beneficios entre el 10% y el 90% dependiendo en cada caso el tipo de sector profesional, servicio o producto. Lo que sí es evidente y confirmado por estos expertos en Branding, es que las marcas más cercanas al consumidor o aquellas que estos sienten como suyas son realmente las que triunfan.Aunque existen muchos modelos para medir la eficacia del valor de una marca, los aspectos gráficos y corporativos como el propio logotipo pueden ayudan a aumentar esta rentabilidad. También es importante la elección del nombre para la propia marca y que este sea lo suficientemente compacto y comunicativo.Cuantificar la fuerza o el impacto del propio logo de una marca en el mercado puede servir como referencia para medir o contemplar otra serie de parámetros en los que también influyen la opinión recogida de los sondeos realizados entre los consumidores. En definitiva, el logotipo y el símbolo constituyen la identidad de la empresa y, entre los dos, conforman su personalidad física.Steven Posner, profesor de marketing del Instituto de Empresa y consultor de branding dedicado a la estrategia de la imagen de marca explica que “Hay estudios sobre empresas estadounidenses que muestran que las cotizaciones de las que tienen marcas potentes tienen un retorno de hasta el 35% superior al de las competidoras” Añade que una buena marca permite defender un precio alto en el mercado y que la empresa se diferencie y rentabilice lo que invierte en marketing y publicidad. “Es más fácil saber qué patrocinar”, asegura el consultor.El branding aunque pueda parecer un concepto reservado para las grandes compañías, las pequeñas y medianas empresas también deberían de tomar en cuenta la repercusión y los beneficios que podría reportar el potenciar y gestionar de forma correcta su propia marca y no sólo centrándose en "vender basándose en los atributos funcionales de un producto” sino promocionando los beneficios que aporta. Es decir, poniendo hincapié en los factores emocionales.
ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo