PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Los marketers continúan sin saber aprovechar el Big Data. Extraer el oro en la minería de datos continúa siendo el gran desafío para empresas y marcas. Un reto que están decididos a afrontar, para lo cual van a tomar medidas este año.

Según la encuesta realizada por KPMG  a nivel global entre altos cargos de empresas comprometidas con el aprovechamiento de estos datos, aproximadamente la mitad de ellos (47%) pretende mejorar en este área destinando más medios, tanto en herramientas como personal. Por su parte, el 39% pretende mejorar en la recopilación y análisis de esta valiosa información. En cambio, únicamente el 25% mostró su propósito de comenzar a aplicar en tiempo real las conclusiones extraídas a partir de estos datos.

La clave para aprovechar realmente el Big Data por parte de las empresas reside en ser capaces de tomar decisiones en tiempo real y ponerlas en práctica. Continuar almacenando datos para aplicarlos a posteriori carece de sentido en la era digital en la que nos encontramos. Siempre iremos un paso por detrás de las necesidades reales del mercado.

Según indicaba en enero la encuesta realizada por Neolane y la DMA, existe un verdadero interés por aplicar el Big Data, aunque sigue sin ser una realidad manifiesta. Actualmente solo el 29% de los marketers practica una estrategia cross-channel para ofrecer esta respuesta en tiempo real, aunque un 49% tiene previsto hacerlo en el futuro. 

A tenor de los datos, las perspectivas no van a mejorar. Las empresas siguen teniendo problemas para recopilar y aplicar de forma efectiva datos tan relevantes como el comportamiento del consumidor, tanto en la web (34%) como a durante todo el ciclo de compra (25%). Así lo recogía la encuesta realizada en diciembre por StrongView y SENSORPRO. Ni siquiera las empresas de bienes de consumo son capaces de obtener cierto tipo de datos relacionados con el comportamiento del consumidor, que le ayudarían a mejorar la experiencia de sus clientes, según indicaba en octubre la encuesta de Path to Purchase Institute.

¿Qué dificultades que encuentran las empresas a la hora de registrar y aplicar el Big Data?

La mitad de los encuestados por Neolane destaca la complejidad de las herramientas requeridas para llevar a cabo el registro y análisis de la información, mientras que un 46% refiere la problemática para acceder a esta información.

El 45% se muestra preocupado por la privacidad de la información. Forrester indicaba recientemente que el 62% de las empresas se mostraba temeroso a utilizar el Big Data dentro de sus acciones de marketing. Un hecho derivado de la falta de formación y recursos derivados para implementar adecuadamente esta minería de datos. Un 39% admite no contar con personal ni formación suficiente para llevar a cabo estas funciones.

Decididamente, el Big Data es una fuente de inestimable valor, que permite mejorar la experiencia del cliente y optimizar la estrategia de las empresas, gracias a la toma de decisiones en base a un escenario real. En cambio, sin los medios y la formación necesaria, el aprovechamiento eficiente de estos recursos continúa lejos del alcance de las empresas.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo