Artículo Marketing

Del cine a los videojuegos: La evolución del Product placement en la estrategia de Marketing de productos y marcas 

Más allá del cine, las series de televisión se han convertido en un terreno fértil para el product placement pero también ha encontrado su camino en los videojuegos

Por Redacción - 22 Mayo 2023

El product placement, o colocación de producto, es una estrategia de marketing y publicidad que consiste en la incorporación de productos o marcas en películas, programas de televisión u otros medios de entretenimiento. A lo largo de la historia del cine, el product placement ha sido utilizado como una forma efectiva de promoción, permitiendo a las marcas aumentar su visibilidad y llegar a audiencias masivas.

El origen del product placement se remonta a los primeros días del cine. A medida que la industria del entretenimiento crecía, las marcas empezaron a darse cuenta del potencial de promoción que ofrecía el medio cinematográfico. Aunque es difícil determinar cuál fue el primer caso específico de product placement, existen ejemplos notables en películas de la década de 1920 y 1930. Por ejemplo, en la película muda "La boda de Harold Lloyd" (1923), el cómico Harold Lloyd sostiene una caja de gelatina Jell-O, mostrando claramente la etiqueta hacia la cámara. Este caso temprano de product placement sentó las bases para su posterior desarrollo.

Sin embargo, el primer caso documentado de product placement en el cine se remonta a 1919, cuando la marca de relojes Bulova mostró su logotipo en la pantalla durante un anuncio de 10 segundos en una sala de cine local en Nueva York.

A medida que la industria del cine se expandía, el product placement se volvió más frecuente y sofisticado. En la década de 1940, las marcas comenzaron a negociar acuerdos con los estudios cinematográficos para promocionar sus productos en las películas. Un ejemplo destacado es la película "Casablanca" (1942), donde se presenta una extensa colocación de producto de la marca de cigarrillos Chesterfield. En varias escenas, los personajes principales aparecen fumando estos cigarrillos, lo que contribuyó a la asociación de la marca con la elegancia y el estilo.

La década de 1980 marcó un hito en la historia del product placement, con películas como "E.T., el extraterrestre" (1982), dirigida por Steven Spielberg. En esta película, se realizó una estratégica colocación de producto de los caramelos Reese's Pieces. El personaje de E.T. utiliza los Reese's Pieces para atraerlo, lo que resultó en un aumento significativo en las ventas de la marca. Este caso ejemplifica cómo el product placement puede generar una conexión emocional con el público y generar un impacto tangible en las ventas.

A medida que avanzaba la tecnología y los efectos especiales en el cine, el product placement se volvió aún más sofisticado. Las películas de acción y ciencia ficción comenzaron a incorporar marcas de automóviles, dispositivos electrónicos y productos tecnológicos de manera más prominente.

Las marcas

El product placement se ha convertido en una estrategia popular para numerosas marcas en diversas industrias. Aunque las marcas que utilizan el product placement de forma recurrente pueden variar a lo largo del tiempo, hay algunas marcas que se han destacado por su presencia constante en películas y programas de televisión.

La saga de películas de James Bond es conocida por su extenso uso de product placement, presentando automóviles Aston Martin, relojes Rolex y teléfonos móviles Sony Ericsson, entre otros. Sin embargo, si tenemos que destacar algunas marcas populares, podríamos destacar el papel de Coca-Cola. Una de las marcas más reconocidas que ha utilizado el product placement en numerosas películas y programas de televisión a lo largo de los años. Su presencia se ha vuelto icónica, con latas y botellas de Coca-Cola visibles en escenas clave.

Pepsi es otra marca que ha aprovechado el product placement en películas y programas de televisión para aumentar su visibilidad. La marca ha sido presentada en numerosas producciones, a menudo como rival directo de Coca-Cola.

Como es obvio, en algunas ocasiones, varias marcas compiten por la colocación de sus productos en una misma producción. Esto puede generar una especie de "guerra" detrás de escena entre las marcas para asegurarse de que su producto sea seleccionado y presentado en la forma deseada.

Otra marca que se destaca por su participación frecuente en el product placement es Apple. Los productos de Apple, como los iPhones, MacBooks y iPads, a menudo son exhibidos de manera prominente en las producciones audiovisuales, lo que refuerza su imagen moderna y tecnológica. BMW es otra marca automotriz que ha utilizado el product placement en varias películas de alto perfil, especialmente en la franquicia de James Bond. Los vehículos de BMW han sido parte integral de las escenas de acción en muchas películas, lo que ha ayudado a promover la imagen de lujo y rendimiento de la marca.

Audi es otra marca de automóviles que ha utilizado el product placement de manera frecuente. Sus vehículos han sido presentados en películas de acción y películas de superhéroes, lo que ha contribuido a fortalecer su imagen asociada con la tecnología y el estilo. Además, Nike, la marca de ropa y calzado deportivo, ha sido un participante constante en el product placement. Sus productos suelen ser utilizados por actores en escenas deportivas o de actividad física, reforzando la imagen de rendimiento y calidad de la marca.

¿Por qué las marcas recurren al Product placement?

Las marcas recurren al product placement por varias razones estratégicas y beneficios potenciales que ofrece esta práctica de marketing. Una de las principales motivaciones es el aumento de la visibilidad y reconocimiento de la marca. Al tener sus productos o logotipos en películas, programas de televisión o juegos populares, las marcas pueden alcanzar a millones de personas y aumentar la visibilidad de su marca de manera efectiva.

Además, el product placement permite a las marcas asociarse con personajes y emociones positivas. Al presentar productos o marcas en contextos positivos o con personajes admirados, las marcas generan una asociación emocional positiva con el público. Esto puede influir en la percepción de la marca y en la forma en que los consumidores la perciben.

Otro beneficio del product placement es el reforzamiento de la imagen de la marca. Al mostrar la marca en un entorno relevante y coherente con sus valores y atributos, se refuerza la imagen de la marca y se establece una conexión con los consumidores. Esto puede ayudar a posicionar a la marca como líder en su industria y a diferenciarse de la competencia.

El product placement también es una forma efectiva de generar conciencia y exposición en mercados específicos. Al seleccionar películas o programas populares entre un grupo demográfico objetivo, las marcas pueden aumentar su exposición y generar conciencia entre el público adecuado para sus productos o servicios. Esto puede ser especialmente beneficioso para llegar a nichos de mercado específicos y aumentar la relevancia de la marca en esos segmentos.

Además, el product placement puede tener un impacto directo en las ventas y el retorno de la inversión. La exposición y la asociación positiva en medios populares pueden influir en la decisión de compra de los consumidores y aumentar la preferencia hacia una marca en particular. Por lo tanto, las marcas ven el product placement como una oportunidad para impulsar las ventas y obtener un retorno significativo de su inversión en marketing.

Evolución de la industria y el product placement

Con el auge de las plataformas de streaming y la fragmentación de la audiencia, el product placement ha evolucionado aún más. Las series de televisión se han convertido en un terreno fértil para el product placement, ya que ofrecen una mayor duración para la exposición de las marcas y permiten una integración más orgánica en las tramas. Algunas series populares, como “Stranger Things”, han utilizado el product placement de manera efectiva al incorporar marcas de productos de los años 80, lo que ha generado una conexión nostálgica con la audiencia.

Incluso gracias a las nuevas tecnologías de edición, se ha popularizado el denominado Product placement retroactivo. En ocasiones, las marcas realizan product placement retroactivo en películas o programas de televisión que ya se han lanzado. Esto implica la edición digital de marcas existentes en las escenas y su reemplazo por marcas que han pagado por la colocación retrospectiva. Esto se hace para aprovechar el potencial de la reproducción posterior de la producción en plataformas de streaming, DVD o televisión.

En la actualidad, el product placement se ha expandido más allá del cine y la televisión tradicional.

Las plataformas digitales y las redes sociales han abierto nuevas oportunidades para la promoción de productos y marcas. Los influencers y los creadores de contenido en línea son ahora una parte integral de las estrategias de product placement. Las marcas colaboran con estos influencers para que promocionen sus productos en sus videos, publicaciones de redes sociales o transmisiones en vivo, llegando a audiencias específicas y altamente comprometidas.

El product placement también ha encontrado su camino en los videojuegos

Muchos títulos populares presentan marcas y productos reales, creando una experiencia de juego más inmersiva. Los personajes pueden usar ropa de marca, conducir vehículos reconocibles y consumir productos reconocidos, lo que proporciona una plataforma adicional para la promoción de productos.

A medida que el product placement evoluciona, también lo hacen los desafíos asociados. Existe la preocupación de que una excesiva colocación de producto pueda afectar la narrativa y la calidad de las producciones audiovisuales. Los espectadores pueden percibirlo como una táctica publicitaria intrusiva y perder el interés en el contenido. Por lo tanto, encontrar un equilibrio entre la integración orgánica de productos y el respeto a la experiencia del espectador es fundamental para el éxito del product placement.

Más Leídos
Semanal
Mensual
Anual
Contenidos Patrocinados
ADS
Promocionados