PuroMarketing

¿Sabías que una página que posiciona en primer lugar tiene hasta 6 veces más backlinks que una que posiciona en el décimo puesto?

Los backlinks son imprescindibles en cualquier estrategia de posicionamiento SEO, algo que todo sitio web necesita. ¿Cómo vas a conseguir que destaque tu página si no? Hay más de un billón de páginas web activas, ¡la competencia es feroz!

Para posicionar un sitio web hay que hacer dos cosas con respecto a los backlinks: conseguirlos y controlarlos. ¿Has hecho los deberes? ¿No? Empecemos por aclarar lo más básico para terminar con una serie de tips para tu estrategia de backlinks.

¿Qué son los backlinks?

Los backlinks son los enlaces que apuntan desde otro sitio web a una página determinada, también se conocen como enlaces entrantes. Los backlinks tienen un gran impacto en el posicionamiento de un sitio web, y son uno de los recursos más potentes para mejorar la clasificación de una página en los resultados de búsqueda.

Los enlaces pueden llegar desde cualquier parte de otro sitio web, incluso desde los comentarios. Su función es enriquecer la información que se ofrece a través de un recurso web. Pero sus efectos van mucho más allá.

Supongamos que tengo un blog sobre alimentación saludable y he escrito un post hablando de las virtudes alimenticias del aguacate. Al poco tiempo, ese post es enlazado desde otro blog de recetas de cocina, concretamente desde una receta de aguacates rellenos.

La persona que enlaza mi artículo lo hace de forma espontánea, para ampliar la información que ofrece a los usuarios. Pero Google y los demás buscadores interpretarán algo así como: "fíjate si hay contenido relevante aquí que otros usuarios lo enlazan desde sus dominios para mostrarlo".

Y ahí está el quid de la cuestión. Cuando Google "piensa" eso de un sitio web, su posicionamiento mejora poderosamente.

Pero, ¡ojo! Google no valora los enlaces en sí. Lo que valora es, por una parte, la capacidad de los backlinks para mejorar la información que se ofrece al usuario, y por otra, la confianza que muestra hacia nuestro sitio el webmaster que enlaza nuestro recurso.

Cantidad y calidad

Cuando Google rastrea tu sitio, toma buena nota de la cantidad y calidad de enlaces que le apuntan, y que determinan la autoridad de tu dominio. Y, aunque Google mantiene en secreto los factores de posicionamiento que valora su algoritmo, lo cierto es que las páginas con mayor autoridad posicionan en los primeros puestos.

Sí, también en los backlinks hay calidades, como en todo. Y, como suele suceder, la calidad es mucho más importante que la cantidad. La mejor estrategia consiste en tratar de recibir backlinks de mucha calidad, aunque sean pocos.

Existen diferentes factores que influyen en la calidad de los backlinks. A grandes rasgos, un enlace de calidad es el que proviene de un sitio que tiene buena reputación y que trata sobre la misma temática.

Así, un enlace desde un sitio de apuestas o de pornografía, no solo no te ayuda, te perjudica, ya que pone en entredicho la reputación de tu sitio.

De ahí la importancia de controlarlos. Para esto necesitas una buena herramienta de backlinks que te permita monitorizar los enlaces que recibes, mostrando su índice de toxicidad y permitiéndote eliminar los que no te convienen.

Tips para hacerse con backlinks de calidad

A la hora de intentar conseguir backlinks, además de elegir sitios con buena reputación y relacionados con tu temática, márcate como objetivo que tengan la mayor autoridad posible.

La autoridad de dominio (DA) puedes conocerla fácilmente a través de distintas plataformas que puedes consultar o instalar en tu navegador de forma que accedas fácilmente a este dato.

Los backlinks han de ser naturales, o al menos parecerlo. Recordemos que lo que tiene valor para los buscadores no son los enlaces, sino la información que aportan al usuario.

Para que un enlace funcione, tiene que aparentar o directamente demostrar que está ahí para enriquecer la información en beneficio de la persona que está consultando el recurso, ¡no por el SEO!

Seguramente ya sabes que Google conoce, detecta y penaliza las prácticas artificiales para conseguir backlinks.

Otro factor a tener en cuenta es la variedad: obtendrás un resultado mucho mejor si te enlazan desde 10 sitios diferentes (queda claro que hablamos de sitios de buena reputación) que si te enlazan 10 veces desde el mismo dominio.

Existen dos tipos de backlinks: "do follow" y "no follow". Los más poderosos para el SEO son los primeros, que son los que transmiten autoridad a la página que los recibe. Los segundos no son tan importantes para el posicionamiento, aunque tienen también valor como fuente de tráfico.

¿Cómo sé si un enlace es "dofollow" o "no follow"?

¡Fácil! Los enlaces no follow incluyen el atributo rel="nofollow" en su código. Saber de qué tipo es un enlace que ha recibido tu página es tan sencillo como ir a la página que te enlaza, hacer clic con el botón derecho del ratón y seleccionar "Ver el código fuente de la página". Una sencilla búsqueda con "CTRL+F" te mostrará el enlace.

¿Cómo conseguir backlinks? Las mejores estrategias

La mejor forma de conseguir enlaces que apunten a tu sitio es la natural, la que ya hemos comentado: creando un contenido fantástico, inmejorable, de manera que los demás decidan enlazarlo de forma espontánea.

Estos son los backlinks preferidos por Google. Obviamente, es más fácil decirlo que hacerlo, y más si tu sitio es poco conocido y/o cuentas con pocos recursos.

¡Empieza por lo fácil! Hay backlinks que puedes crear tú directamente. Por ejemplo, incluyendo la dirección de tu web en tu perfil de LinkedIn, o añadiendo tu sitio a agregadores de contenidos como MKTFan o Reddit.

Una buena estrategia es investigar qué hace la competencia, especialmente aquellos que posicionen mejor que tú. Existen herramientas que te permiten extraer todos los backlinks que está recibiendo una página determinada.

Averigua desde dónde están enlazando a tus competidores y trata de conseguir tú también un enlace desde los mejores sitios de ese listado.

Puedes escribirles ofreciendo un artículo de invitado, todo un clásico de los backlinks. ¡O pídeles que te entrevisten! Si tienes conocimientos que aporten valor a sus lectores y sabes plantearlo, es posible que ganes un nuevo enlace.

¿Conoces la técnica de los enlaces rotos? Consiste en buscar enlaces rotos en sitios web, crear un buen contenido relacionado y escribir al webmaster del sitio para que enlace tu recurso.

Otra táctica es buscar sitios donde hayan mencionado tu página o tu marca sin enlazarte, y escribir a los webmasters solicitando amablemente que lo hagan.

Y puestos a pedir, investiga si vale la pena ganar un backlink desde las empresas con las que colaboras o tienes relación. ¡Aprovecha la confianza!

En el caso de que tengas poco tiempo pero algo de dinero, puedes patrocinar algún evento de tu sector: quizá cueste menos dinero de lo que piensas. Hoy en día, la mayor parte de los organizadores de eventos establecen diferentes categorías de patrocinadores, es posible que encuentres alguno al alcance de tu bolsillo.

Como última recomendación: sé constante en la gestión de tus backlinks. Márcate como objetivo ganar uno nuevo cada cierto tiempo; y no olvides incluir la revisión periódica de los enlaces que recibe tu sitio. ¡Muy pronto empezarás a notar los efectos en tu SEO!