PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

¿Hacia dónde debe ir el retail y qué será lo que marque la agenda en los próximos meses? En lo que llevamos de siglo, el retail ha tenido que aceptar que las cosas habían cambiado, que sus 'verdades de siempre' ya no funcionaban y que el ecommerce no era una simple tormenta de verano en sus cuentas de resultados sino más bien un profundo cambio. Aun así, las cosas no se han vuelto más fáciles para ellos y comprender ese nuevo terreno de juego solo les hace ver hacia dónde van las cosas pero no los blinda ante los problemas y antes los cambios en sus mercados.

Y cambios seguirá habiendo muchos. El retail necesita seguir haciendo ajustes y modificando qué hace y por qué. Durante los próximos meses, varias serán las tendencias que marcarán la agenda y que impulsarán (o hundirán, si no se comprende bien las cosas) estos negocios. Un análisis de GlobalData señala los cinco puntos clave en los que el retail tendrá que trabajar.

Un combinado de saturación

No se trata solo de que el mercado esté saturado porque existan ya demasiadas compañías de retail, sino que además la industria debe enfrentarse a una suerte de hartazgo en el consumidor.

Como explican en GlobalData, el retail debe enfrentarse a la saturación general, la del consumidor y la del propio mercado. Tanto la demanda como la oferta están ya en niveles de saturación y los consumidores tienen demasiada oferta, demasiados canales y mucha tecnología, mientras están cada vez menos inclinados a comprar cosas.

Seguir siendo relevante es cada vez más complicado

Y, en ese mercado en el que hay ya demasiadas cosas, las compañías de retail necesitan seguir siendo relevantes, algo que es cada vez más complicado. Si quieren romper con el cansancio del mercado, deben destacar por encima de sus competidores. Sin embargo, mantener la relevancia es cada vez más difícil y no hay posición demasiado alta desde la que no se pueda caer y perder el momento. Los ciclos de vida de las marcas de retail se están acortando y el margen para pasar de moda es cada vez más corto.

Como señalan en el análisis, las comunicaciones son más rápidas, las tendencias tienen vidas más cortas, el potencial crecimiento más limitado y el terreno de juego más global. Todo ello hace que sea más difícil que nunca posicionarse, pero también que estén cambiando las reglas del juego. Las compañías de retail de siempre necesitan esforzarse para seguir siendo relevantes y los competidores de nuevo cuño, nacidos ya como pure players ecommerce, están encontrando ventanas de oportunidad nuevas.

El golpe llega donde menos se espera

El mercado se ha vuelto poco predecible y los players que funcionan como disruptores del mercado son a veces inesperados y de nuevo cuño. Por ejemplo, quienes están cambiando el mercado de la alimentación son las cadenas alemanas, pero de un modo concreto las que funcionan bajo modelo descuento.

Muchos nichos de mercado están siendo cambiados por completo por jugadores online y por compañías que no existían - ni se las imaginaba - una década atrás. Como añaden en el análisis, la tecnología cambia las cosas muy rápido y crea oportunidades de un modo igualmente dinámico y que no siempre es fácil de predecir.

Los consumidores están modificando qué esperan de las tiendas

Igual que ocurre en general con las marcas, las compañías de retail también deben asumir cómo está cambiando el mercado y qué esperan ahora mismo los consumidores de ellas. Los elementos que se han convertido en cruciales en general también han empezado a marcar la agenda de un modo específico en este terreno.

Así, los consumidores buscan cada vez más cuestiones éticas y marcas sostenibles, también en retail. Esto no solo implica que las marcas deban asumir esos compromisos y trabajar en ese terreno, sino que además tienen que empezar a ver cómo cambia su mercado y cómo esto impacta en sus áreas de negocio. El reciclado y los modelos de alquiler son cada vez más populares, lo que implica también cambios en cómo se compra.

Lo online y lo offline deben ir de la mano

Ya no se trata solo de que el mercado se haya convertido en algo omnicanal y que haya que estar en todos los escenarios, sino que además las compañías tienen que ver de un modo claro cómo se ha entrado ya en la fase de madurez en aquellos elementos más emergentes y cómo eso cambia las cosas.

El crecimiento online se está ralentizando, alertan en el análisis, y ya no puede servir para compensar las caídas en ventas físicas. Ha llegado el momento de optimizar y de definir la estrategia que hará que el futuro de la compañía sea sostenible.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo