Artículo Publicidad

El espectáculo publicitario del Super Bowl: los anuncios y comerciales más icónicos y lo que las marcas pagaron por ellos

La evolución de los precios de los anuncios en el Super Bowl ha sido notable a lo largo de los años, con un aumento significativo que refleja la creciente importancia y competitividad del espacio publicitario en este evento icónico.

Por Redacción - 6 Febrero 2024

Este fin de semana, el mundo del deporte y del entretenimiento se unen en un espectáculo sin igual con la celebración del Super Bowl LVII. El evento, que tendrá lugar el domingo 11 de febrero de 2024, a las 00:30 (hora de España del lunes 12 de febrero), verá enfrentarse a los Kansas City Chiefs contra los San Francisco 49ers en el Allegiant Stadium de Paradise, Nevada. Más allá de la emoción del juego, el medio tiempo promete ser un evento memorable con la presentación estelar de Usher, uno de los artistas más destacados en los géneros R&B, Dance y Pop.

El Super Bowl es mucho más que un partido de fútbol americano; es una plataforma cultural que trasciende el deporte, especialmente en el ámbito de la publicidad. Los comerciales emitidos durante este evento se han convertido en parte fundamental de la experiencia, capturando la atención de millones de espectadores no solo en Estados Unidos, sino en todo el mundo.

La inversión destinada a la publicidad durante el Super Bowl ha experimentado un crecimiento exponencial, resaltando la magnitud de este evento como un escaparate global para las marcas. Más allá de impulsar simplemente las ventas a corto plazo, los comerciales buscan de manera activa construir el reconocimiento y la lealtad de marca a largo plazo. Estrategias innovadoras, como la participación de celebridades, la implementación de la última tecnología en producción y la integración de enfoques digitales, constituyen solo algunas de las tácticas empleadas para maximizar el impacto y el retorno de inversión asociados con este evento de gran envergadura.

La evolución de los precios de los anuncios en el Super Bowl ha sido notable a lo largo de los años, con un aumento significativo que refleja la creciente importancia y competitividad del espacio publicitario en este evento icónico. En sus primeros años, el costo promedio de un anuncio de 30 segundos rondaba los 37.000 dólares pero a medida que el evento ganaba relevancia, los precios experimentaron un aumento progresivo.

En la década de 1980, los precios comenzaron a ascender considerablemente, alcanzando los 500.000 dólares por 30 segundos. La siguiente década marcó otro hito con los precios alcanzando el millón de dólares. La tendencia al alza continuó en la década de 2000, superando los 2 millones de dólares por anuncio, y en la década de 2010, los precios se dispararon a más de 4 millones de dólares. El año 2020 estableció un récord con anuncios de 30 segundos que costaron 5.6 millones de dólares, y en 2024, los precios han alcanzado los 7 millones de dólares por anuncio.

Varios factores influyen en estos precios elevados

La alta audiencia del Super Bowl, con más de 100 millones de espectadores, lo convierte en uno de los eventos deportivos más vistos del mundo, generando una demanda excepcional por parte de las marcas.

Además, la exclusividad del espacio publicitario, limitando la cantidad de anuncios disponibles, contribuye a aumentar tanto la demanda como el precio. La notoria creatividad y el impacto cultural de los anuncios del Super Bowl también desempeñan un papel crucial en hacer de esta inversión una opción atractiva para las marcas que buscan destacar en un entorno publicitario altamente competitivo.

Los comerciales del Super Bowl representan una oportunidad única para las marcas de exhibir su creatividad, innovación y valores.

A lo largo de los años, estos espacios publicitarios han servido como un reflejo de las tendencias sociales, los avances tecnológicos y los cambios en el comportamiento del consumidor. Desde emocionantes historias hasta el uso de efectos especiales de vanguardia, los comerciales del Super Bowl son una muestra del ingenio publicitario en su máxima expresión. A continuación, repasamos algunos de los comerciales más emblemáticos que han dejado su marca en la historia del Super Bowl:

Apple "1984" (1984): considerado el padre de todos los comerciales del Super Bowl, introdujo la Macintosh en un audaz paralelismo con la novela de Orwell, prometiendo la liberación de la conformidad tecnológica. La inversión estimada de este comercial fue de 1,5 millones de dólares.

Coca-Cola "Hey Kid, Catch!" (1980): este emotivo anuncio con "Mean Joe" Greene y un joven fan capturó corazones, mostrando el poder de la bondad y la humanidad. La inversión estimada de este comercial fue de 800.000 dólares.

Budweiser "Puppy Love" (2014): parte de una serie que destaca la amistad entre los cachorros y los caballos Clydesdale, demostrando que la ternura puede ser tan impactante como el humor. La inversión estimada de este comercial fue de 4 millones de dólares.

Volkswagen "The Force" (2011): con un pequeño Darth Vader, Volkswagen capturó la imaginación de espectadores de todas las edades, combinando humor y nostalgia. La inversión estimada de este comercial fue de 6 millones de dólares.

Old Spice "The Man Your Man Could Smell Like" (2010): revolucionó el marketing digital y el contenido viral, estableciendo un nuevo estándar para los anuncios de productos de cuidado personal. La inversión estimada de este comercial fue de 3,5 millones de dólares.

Nike "Hare Jordan" (1992): fusionó el deporte, la animación y la cultura pop, adelantando la icónica película "Space Jam". La inversión estimada de este comercial fue de 2 millones de dólares.

Chrysler - "Imported From Detroit" (2011): este comercial, protagonizado por Eminem, presentaba un poderoso mensaje sobre la resiliencia y el renacimiento de Detroit, así como la calidad de los autos Chrysler. Fue elogiado por su emotividad y orgullo ciudadano. La inversión estimada de este comercial fue de 12 millones de dólares.

Always - "#LikeAGirl" (2015): parte de una campaña más amplia, este anuncio desafió los estereotipos de género y promovió un mensaje de empoderamiento femenino, generando una conversación global sobre la igualdad de género. La inversión estimada de este comercial fue de 5 millones de dólares.

Audi - "Daughter" (2017): Audi utilizó su espacio en el Super Bowl para comentar sobre la igualdad de género y la importancia de la igualdad salarial, todo contado a través de la historia emotiva de una joven y su padre en una carrera de autos de caja. La inversión estimada de este comercial fue de 5,5 millones.

Bud Light - "Game of Thrones Collaboration" (2019): este sorprendente crossover entre Bud Light y "Game of Thrones" destacó por su inesperado giro, mezclando la ligereza habitual de los anuncios de Bud Light con el oscuro tono de "Game of Thrones". La inversión estimada de este comercial fue de 5 millones de dólares.

Amazon - "Alexa Loses Her Voice" (2018): Amazon creó un anuncio memorable y humorístico imaginando un mundo donde Alexa pierde su voz, siendo reemplazada por celebridades como Gordon Ramsay y Cardi B, entre otros. La inversión estimada de este comercial fue de 4 millones de dólares.

Pepsi - "More Than OK" (2019): con la participación de Steve Carell, Lil Jon y Cardi B, este comercial abordó de manera humorística la pregunta "¿Está bien un Pepsi?", promoviendo la marca como más que simplemente una alternativa aceptable a su principal competidor. La inversión estimada de este comercial fue de 4,5 millones de dólares.

Toyota - "Upstream" (2021): Toyota contó la inspiradora historia de Jessica Long, una nadadora paralímpica, destacando su viaje desde la adopción hasta convertirse en una atleta paralímpica, enfatizando el mensaje de esperanza y perseverancia. La inversión estimada de este comercial fue de 6 millones.

Google - "Loretta" (2020): Google emocionó a la audiencia con este anuncio que mostraba cómo un hombre mayor utiliza Google Assistant para recordar detalles sobre su difunta esposa, destacando la utilidad emocional de la tecnología. La inversión estimada de este comercial fue de 5,5 millones de dólares.

Jeep - "Groundhog Day" (2020): reuniendo a Bill Murray con el tema de la película "Groundhog Day", este anuncio fue tanto nostálgico como divertido, aprovechando el carisma de Murray para promocionar el Jeep Gladiator. La inversión estimada de este comercial fue de 5 millones de dólares.

T-Mobile - "Do It For the Phones" (2023): con un enfoque humorístico y la participación de celebridades, T-Mobile utilizó este espacio para promocionar sus servicios y planes, destacando la importancia de la conectividad en la vida cotidiana de una manera divertida y memorable. La inversión estimada de este comercial fue de 6,5 millones de dólares.

Más Leídos
Semanal
Mensual
Anual
Contenidos Patrocinados
ADS
Promocionados