PuroMarketing

El ocaso del modelo freemium - todos los contenidos a cambio de anuncios - parece más claro que nunca
Super Follow: Twitter lanza su propia versión de pago, ¿qué supone esto para los demás players de la red? 

La tendencia no se está viendo de forma tan clara en España, quizás porque el público no está tan dispuesto a pagar, porque no hay tantas voces de referencia o porque se compite de un modo mucho más directo con las tarifas de pago de los medios. Si se sigue el universo de medios en EEUU, sin embargo, se habrá visto en más de una ocasión.

La gran tendencia en creación de contenidos - y hay periodistas que ya lo tienen como fuente principal de ingresos - está en los modelos de suscripción. El boom de las newsletters encaja directamente con esto, ya que muchas de ellas son de pago (tanto de creadores como de medios).

No es el único formato. También están sistema de mecenazgo que suelen dar acceso a extras (Patreon) y otros elementos similares. En medio de todo el ruido que rodea a los internautas y en medio de la gran avalancha de contenido en la que tienen que buscar la información que les interesa, el sistema les permite acceder a información segmentada, 'curada' por sus nombres de referencia. Además, está de moda.

El último potencial lanzamiento de Twitter va en esa dirección. Twitter no ha puesto fecha de salida al servicio, pero sí ha anunciado en una conferencia con inversores, en la que estaba desvelando sus planes de futuro, que planea hacerlo (la idea es, como confirmó un portavoz a la BBC, que el servicio aparezca este año ante el público). Twitter trabaja en Super Follow, un sistema de suscripción que dará acceso a sus usuarios de pago a contenidos extra.

Qué es Super Follow

Básicamente, permitirá a los usuarios de la red social cobrar por sus tuits (y obviamente se llevará una parte de esos ingresos). "Twitter está sin duda buscando nuevas maneras de generar ingresos con este nuevo servicio", señala el analista de CCS Insight, Ben Wood. El tipo de contenidos extra que se podrán servir son, potencialmente, muy variados. Desde acceso a una comunidad temática hasta tuits premium pasando por newsletters, las opciones de contenido son variadas.

El precio que tendrá el servicio no se conoce todavía, aunque en la muestra que Twitter hizo ante inversores se veía, como apunta The Verge, un ejemplo con una tarifa de 4,99 dólares mensuales.

En la presentación, Twitter también desveló un nuevo formato de acceso a los contenidos, los de las Comunidades. En ellos, los tuiteros se podrán unir para seguir un tema concreto (por ejemplo, gatos). En cierto modo, parecen una suerte de versión de los grupos de Facebook.

Lo que esto implica

¿Están dispuestos los usuarios de Twitter a pagar por más contenidos? Un consultor, como recoge la BBC, ha hecho una rápida encuesta para ver qué interés despierta la funcionalidad y ha determinado que el 85% de los encuestados dicen que no. Esto es, Twitter no tiene el potencial atractivo a primera vista como para hacer abrir la cartera. Aun así, las peticiones de opinión son ahora muy preliminares y no se sabe del todo qué va a lanzar Twitter y dónde estará su atractivo.

Lo que sí deja claro la intención de Twitter es que las modalidades de pago estarán cada vez más presentes en el día a día de los internautas. Los años de una red completamente gratis, en la que los contenidos estaban disponibles para todo el mundo y 'ya se monetizará con los anuncios', parecen estar tocando a su fin. Los medios han empezado hace un par de años el proceso para bloquear el acceso freemium a sus noticias y ahora ha llegado el momento para otros escenarios.

La competición por los usuarios de pago será cada vez más fuerte y, eso sí, el riesgo de fatiga de suscripción más elevado.