PuroMarketing

En este contexto no les queda más remedio que ir un paso más allá a la hora de crear las mejores experiencias

Habitualmente, conectar con los consumidores resulta muy difícil y complicado. La creciente competencia de los últimos años y el desencanto generalizado entre los ciudadanos frente a todo lo establecido han hecho las cosas mucho más difíciles para las marcas y para las empresas.

Dar a conocer productos, lograr engagement y convertir en ventas es un proceso cada día más complicado. La crisis del coronavirus no ha hecho las cosas más fáciles, sino más bien todo lo contrario. Llegar al consumidor es todavía más difícil, al tiempo que estos esperan cada vez más de las marcas y de sus movimientos.

¿Cómo se puede por tanto llegar al mercado y cómo se puede conectar con esa audiencia? Las compañías deben ajustar su estrategia y posicionarse de un modo mucho más ajustado a las expectativas que marcan la agenda en estos tiempos. En cierto modo, se podría decir que deben ir unos cuantos pasos más allá y que necesitan ser mejores de lo que habitualmente son.

Partiendo de lo que señalan en un análisis en Forbes, se pueden apuntar cinco puntos clave en los que deben trabajar para ofrecer la mejor experiencia y para conectar más en profundidad con el consumidor.

Apuesta por la empatía radical

O lo que es lo mismo: esfuérzate por comprender mejor que nunca a tu consumidor. Aunque pueda sonar demasiado extremo, lo que se apunta en este punto es básicamente ponerse en el lugar del usuario, pensar qué necesita realmente y qué puede hacer la marca o la empresa por él. La compañía debe ser la solución a los problemas del consumidor y facilitarle al máximo las cosas.

Experimenta y asume que te equivocarás

El miedo a cometer errores no debe inmovilizar a la marca. Hay que experimentar, salir de la zona de confort, para adaptarse a un mercado del que se sabe poco o nada. Por supuesto, hay que ser capaz de resolver los errores propios de forma rápida. Para ello, hay que diseñar procesos que resuelvan esa situación y que 'contenten' al consumidor.

Posiciona salud y seguridad

Es el momento no solo de contar con protocolos claros de higiene y seguridad, sino también de contárselos con detalle a tus consumidores. Deben saber qué se está haciendo, cómo y qué supone eso para ellos.

Transmitir que se es un entorno seguro se ha convertido en crucial en el mundo postcovid, tanto de hecho que puede suponer la diferencia entre fidelizar a un cliente o que se vaya a la competencia.

La comodidad es ahora más cosas

Algo cómodo era algo rápido y fácil, al menos a la hora de presentar los productos a los consumidores. Ahora, sin embargo, lo cómodo es más complejo. Los responsables de las marcas deben analizar a sus consumidores, comprender qué es lo que necesitan y, sobre todo, perfilar qué es lo que haría más cómoda su vida ahora mismo.

Por ejemplo, algunos consumidores preferirán más servicios online, mientras otros buscarán no tanto rapidez como seguridad. Lo que haga que se sientan más confortables y les facilite el día a día es lo que la marca debe trabajar.

Vete un paso más allá y vende un cierto disfrute

Dado que el contexto es cada vez más complicado y que los consumidores están más saturados que antes y mucho más cansados de la pandemia, la situación ya no implica únicamente ofrecer productos y experiencias. Ya no se trata solo de ofrecer un servicio positivo. Ahora, quizás, es el momento de ofrecer al consumidor un poco más. Darles un poco de alegría con el proceso de consumo.