PuroMarketing

El 94 por ciento de los consumidores afirma que las promociones les animan a decidirse por comprar un producto y más de la mitad de los encuestados prefieren premios en metálico.

Las promociones son uno de los principales reclamos para despertar el interés inicial del consumidor a la hora de hacer una compra en un primer momento. Así se desprende de una encuesta realizada por Grass Roots, multinacional británica encargada de mejorar los resultados empresariales de sus clientes, que recoge que el 94% de los encuestados han afirmado sentirse animados a la hora de tomar una decisión de compra de un producto con promoción frente a otro.
 
El estudio nos muestra tres claves de oro para conseguir el éxito en una promoción:
 
1. Para que una promoción sea un éxito, en primer lugar, tiene que ser eficiente y de fácil acceso. Los consumidores creen que, en general, los requisitos de participación en promociones son complicados. Prefieren procesos simples por lo que internet (con un 54%) y los puntos de venta (37%) son sus canales favoritos para canjear las promociones. El envío por correo ordinario ocupa la última posición (9%), dato que refuerza que los procesos engorrosos hacen que el 59 por ciento desista.
 
2. También se deben ofrecer premios atractivos. Entre los obsequios que se ofrecen destaca el dinero en metálico, regalo que un 52 por ciento destaca como el más atractivo. Le siguen los premios físicos con un 28 por ciento y los viajes, con un 14 por ciento.
 
3. La comunicación de los premios debe ser eficaz. Éste es uno de los hallazgos más sorprendentes del estudio. La encuesta revela que el 27% de los consumidores “no creen que los sorteos sean reales, creen que no se hacen y que los premios nunca se entregan”. Una opinión muy repetida es que no conocen a nadie que haya ganado nunca en un sorteo.
 
Si tenemos en cuenta que todas las empresas cumplen puntualmente con el trámite de pedir autorización en el ONLAE, y pagan religiosamente el 10% del importe de los premios, ¿dónde está el fallo?, ¿por qué esa desconfianza?
 
Después del esfuerzo y la inversión que una promoción supone para una marca, es muy poco lo que cuesta, amplificar el resultado de la promoción, y hacer llegar al público en general, el resultado de la misma. Las nuevas tecnologías e internet hoy día hacen esta tarea más fácil.
 
"Una promoción siempre refuerza la imagen de marca en la mente de los consumidores. Hágamoslas memorables y confiables", afirma Eva García, responsable del área de promociones de Grass Roots.