PuroMarketing

El verano es la época ideal para los amigos de lo ajeno. Los propietarios de las viviendas suelen abandonar su domicilio habituar por varios días e incluso semanas, dejando sus pertenencias a merced de estos vándalos. Si además añadimos que los incautos veraneantes proclaman públicamente que van a dejar sola su casa durante una temporada, comunicando esta gran noticiaa través de las redes sociales, las probabilidades de que a su regreso se encuentren la casa desvalijada aumentan considerablemente.

Las redes sociales son un reflejo de nuestra actividad diaria, en ella publicamos los hechos más destacados y relevantes para nosotros, como pueden ser los encuentros con los amigos, celebraciones en familia, un ascenso en el trabajo y, por qué no, las próximas vacaciones. Además, nos encanta dejar constancia de aquellos sitios donde estamos, haciendo check in, o simplemente emitiendo información geolocalizada a través de nuestro inseparable dispositivo móvil.

Esta valiosa información no solo sirve para dar envidia sana a nuestros amigos y conocidos, sino que también hay quien sabe sacarle partido en beneficio propio: los ladrones. Estos personajes han depurado sus técnicas para saber con gran precisión qué viviendas se encuentran vacías y a su entera disposición.

Los datos recopilados por Distinctive Doors indican que el 75% de los cacos convictos considera que otros de su gremio utilizan las redes sociales para localizar su objetivos:

Las redes sociales aportan información sobre dónde trabajas, cuál es tu lugar de residencia y, lo más importante, cuándo vas a dejar tu casa por unos días. El check in del aeropuerto es toda una mina de datos. Los viajeros disfrutan compartiendo su estado, máxime si es debido a que se marchan unos días de vacaciones. Los ladrones únicamente tienen que monitorizar esta información y descubrir quién va a estar fuera de su hogar. Estos datos unidos al fantástico motor de búsqueda de Open Graph de Facebook y el cruce de datos con las coordinadas de geolocalización, extraídas a partir de la información publicada en tus perfiles solo facilita la tarea.

Por tanto, conviene tomar ciertas precauciones, como pueden ser:

  • No compartir automáticamente tu geolocalización con cada una de tus publicaciones en las redes sociales.
  • No publicar nunca tu dirección en tus perfiles.
  • Configura la privacidad de tus publicaciones, de tal modo que solo la gente que tú conozcas pueda acceder a tu información más privada.
  • Reprime tus impulsos de publicar a bombo y platillo que te vas de vacaciones a través de los canales sociales, valora la magnitud de sus consecuencias.
  • Contempla la posibilidad de desconectar también de las redes sociales en vacaciones, te vendrá bien para descansar de verdad.
  • Puedes compartir tus fotos y experiencias sobre tu viaje, pero mejor a posteriori, cuando ya estés en casa.

¿Eres de los que les gusta dejar constancia de sus pasos en la red, o por contra te preocupas por mantener la privacidad de tu información?