PuroMarketing

Modelos híbridos, menos gasto en oficina y más trabajadores remotos dominan en las proyecciones
Así van a cambiar las agencias sus modelos de trabajo y sus oficinas en el mundo post -covid

Si hace un año todos los players del mercado del marketing y de la publicidad se estaban planteando qué suponía el coronavirus y cuánto duraría el cambio que traía al mercado, ahora está muy claro que ha afectado de forma profunda y que sus cambios no se terminarán al tiempo que lo haga la pandemia. Se quedarán con nosotros mucho más tiempo.

Por ello, la industria debe ajustarse a lo que los consumidores esperan ahora y a cómo han cambiado los patrones de consumo y sus expectativas. También deben tener en cuenta cómo han afectado estos meses a sus propios trabajadores. La crisis ha impulsado la transformación digital y el teletrabajo y esos cambios no se irán una vez que todo termine.

Para las agencias, el mundo post-crisis supondrá cambiar las dinámicas de trabajo y la disposición de sus propias oficinas. Partiendo de lo que los responsables de las principales agencias (en sus delegaciones norteamericanas, eso sí) han dicho a Insider, se pueden extraer varias líneas maestras sobre cómo cambiará el día a día de las agencias de marketing y publicidad en el mundo post-covid.

Los modelos híbridos ganan la partida

Se podría decir que son los grandes ganadores en lo que a cambios que llegarán tras la crisis del coronavirus toca. Las agencias ya se estaban reinventando justo antes de que todo estallase, porque el impacto de la crisis económica de la década pasada primero y el boom de los modelos in-house luego habían dinamitado el modelo tradicional de la agencia de marketing y publicidad.

Ahora, han descubierto el potencial del teletrabajo. En la vuelta a la normalidad tras la pandemia, las agencias incorporarán modelos híbridos de trabajo. Esto supone menos espacio, más trabajadores remotos y más flexibilidad. Por ejemplo, Weber Shandwick planea volver con un modelo que implique tres días de trabajo en la oficina y dos en casa, porque el 75% de sus empleados votó a favor de ese tipo de modelos.

En general, las agencias con las que han hablado en Insider hablan de más trabajadores remotos y de más peso de ese formato. El 8% del staff de Omnicom trabajará así y M&C Saatchi va a hacer que una de sus oficinas, la de Los Angeles, lo sea por completo.

Este cambio de modelo y esa potenciación de los formatos híbridos también tendrán un impacto en las ubicaciones físicas de las agencias de marketing y publicidad. Les obligará a modificar sus diseños (se habla mucho de espacios sin sitios asignados) pero, sobre todo, les permitirá reducir espacio. Ya no necesitarán tantas oficinas o tan grandes, lo que llevará a recortes en el gasto inmobiliario (WPP espera ahorrar entre el 15 y el 20% en ese terreno).

El momento del burnout

Cambiar el modelo de trabajo y llevar a los trabajadores a pasar más tiempo en sus casas no solo supone cambiar cómo se organizan los espacios o cómo se cambian las relaciones de trabajo (por ejemplo, convirtiendo los espacios comunes en lugares para el trabajo colaborativo y dejando a los empleados hacer las cosas más individuales en casa) sino también asumir nuevos retos.

No todo es color de rosa en el teletrabajo, como bien han demostrado las experiencias de la crisis del coronavirus. Verse arrastrado a jornadas maratonianas de trabajo y no desconectar es uno de los grandes riesgos y uno de los elementos sobre los que las empresas deben trabajar. Las agencias tienen muy en cuenta el riesgo del burnout por los efectos del trabajo remoto y cómo deben trabajar con ello en mente.

Se podría añadir, además, que la industria del marketing y de la publicidad es una de las que arrastra ya más trabajadores quemados desde hace muchos años, por lo que el problema no se puede descuidar.

Nada volverá a ser como antes

Y, para concluir, lo que tienen claro las agencias de marketing y publicidad y sus gestores es que no se puede esperar volver al mundo de antes. Esto es, cuando se acabe la crisis no se reiniciará el mundo pre-covid.

El coronavirus y las experiencias vinculadas han cambiado muchas cosas, algo que seguirá más allá del final del momento de crisis. Las agencias tienen claro que no van a poder volver atrás y que deben ajustarse a ese nuevo mundo.