Artículo
Social Media Marketing
¿Deben las marcas desembarcar definitivamente en Mastodon? Para la gran mayoría podría "ser complicado"
Mastodon es un espacio sin anuncios y no realmente fácil de entender

En cierto modo, y en medio de la fatiga de contenidos en internet, abrirse una nueva cuenta en una nueva red social da un poco de pereza. Le ocurre a los usuarios de más edad y los que llevan más tiempo usando los social media, pero no les ocurre a las marcas y sus responsables de estrategia en redes sociales que, a pesar de todo, siguen necesitando posicionarse en el mercado.

Por ello, han abierto cuentas en TikTok y hasta en BeReal y, ahora que Twitter ha entrado en una espiral de crisis, también podrían empezar a hacerlo en Mastodon, la alternativa emergente que ha protagonizado las conversaciones durante estas últimas semanas. Entre el viernes y el sábado pasados, Mastodon se mantuvo de forma destacada entre los trending topics de Twitter en España, mientras los usuarios se preguntaban cuándo moriría Twitter de forma definitiva – los planes de Elon Musk y su mail amenazante a los trabajadores ha llevado a que la plantilla se vuelva a reducir a la mitad – e iban compartiendo sus identidades en esa nueva plataforma.

¿Deben las marcas seguirlos? Las espantadas corporativas de marcas y empresas de Twitter se han ido sucediendo. Por un lado, las marcas no quieren verse arrastradas a lo que la red de microblogging se está convirtiendo. Por otro, las crisis reputacionales de las últimas semanas – como la debacle de las cuentas autorizadas de pago y lo que supuso para algunas marcas – ha hecho que algunas compañías no quieran estar ahí. Pero salir de Twitter es una cosa y abrirse perfil en Mastodon otra.

A primera vista, parece que las compañías están un poco en compás de espera a ver qué ocurre con Mastodon. Aun así, algunas pioneras ya han abierto perfiles.

Volkswagen ha sido una de las pioneras entre las grandes marcas y cuenta ya con un perfil en la red social. La compañía se ha abierto hace un par de días dos perfiles - @VWGroup y @Cariad_Tech - en la red social, tal y como ha confirmado a Bloomberg. "Mastodon es una plataforma atractiva que queremos probar", han asegurado desde la corporación, que además de probar esta alternativa es también una de las que ha pausado sus campañas publicitarias en Twitter. Algunas de sus marcas, como Audi, ni siquiera publican contenidos de forma orgánica, según recuerda el medio económico.

Buscando nombres de marcas en el buscador de Mastodon, se pueden encontrar perfiles – aunque es difícil saber si son oficiales o no – de otras compañías. Lidl, por ejemplo, tiene un perfil en inglés y otro en alemán, más antiguos que estos días, aunque si son oficiales es otro cantar. También existe, por ejemplo, otra cuenta vinculada a Walmart, pero también resulta complicado determinar si es o no real.

Adentrarse en Mastodon

Ahora bien, ¿merece realmente la pena abrirse cuenta en Mastodon o es todo esto un hype momentáneo que acabará pinchando? Por mucho que la mitad del feed de Twitter parezca estarse abriendo una cuenta en Mastodon, usar la nueva red social está lejos de ser sencillo. Quizás requiera una curva de aprendizaje que mayor que otras redes, algo que puede jugar en contra de que este tirón momentáneo se concrete en algo final.

Esta redactora ha probado cómo es abrirse cuenta en esta red y lo cierto es que el proceso, a pesar de todo, le resultó un tanto confuso. Además, la gran cuestión no es solo abrir la cuenta – que ya lo he hecho – o seguir a un par de personas, sino más bien que eso después se convierta en actividad real. Ahí es donde las cosas se ponen más peliagudas, porque realmente las veces que he entrado ha sido porque he pensado activamente en que debía hacerlo. Es decir, no ha sido como otras redes sociales que abro por defecto o que uso para llenar momentos muertos.

Por eso, para las marcas, Mastodon no es tan interesante: lo que necesitan son tiempos de uso intensos y que los consumidores estén allí disfrutando.

Los retos para las marcas

Igualmente, los retos para las marcas en Mastodon abarcan muchas más áreas y cuestiones. Por un lado, esta es una red social sin anuncios. Todo lo que se puede publicar es contenido orgánico, algo que para las marcas y su estrategia de social media marketing puede ser un problema. Por otro lado, sus servidores funcionan con normas claras y estrictas, que regulan qué se puede decir y cómo. La pesadilla para una marca sería abrir una cuenta y que luego se la cierren por haber llenado de spam un servidor o por no haber entendido las normas de la conversación.